El servicio de electromedicina de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir obtiene un año más la certificación ISO 9001 a su sistema de calidad
08/06/2021
EL SERVICIO DE ELECTROMEDICINA DE LA AGENCIA SANITARIA BAJO GUADALQUIVIR SUPERA UN AÑO MÁS LA AUDITORIA DE SU SISTEMA DE CALIDAD CERTIFICADO SEGÚN ISO 9001, MARCO DE UNA ATENCIÓN ASISTENCIAL SEGURA, EFICAZ Y HUMANITARIA CON PACIENTES Y PROFESIONALES

El servicio de electromedicina de los hospitales dependientes de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir tiene como misión garantizar el perfecto estado del equipamiento y de las tecnologías electromédicas puestas a disposición de los profesionales sanitarios.

Para conseguir esta misión, el servicio de electromedicina se apoya en la implementación de un sistema de gestión de la calidad conforme con la norma ISO 9001:2015, que incluye las actividades de puesta en servicio, mantenimiento preventivo, mantenimiento correctivo y retirada del equipamiento electromédico.

El certificado ISO 9001 se obtiene mediante la implantación de un sistema de gestión de la calidad que supone iniciar un camino hacia la mejora continua. Se trata de una normativa de carácter internacional que comenzó a aplicarse en el año 2011 en el servicio de electromedicina de los hospitales de Écija, Sierra Norte y Utrera, en 2015 en el del Hospital de Morón de la Frontera y en 2016 en el del Hospital de Lebrija. Finalmente, un año después de su apertura en el año 2019, el servicio de electromedicina del Hospital La Janda, en Vejer de la Frontera (Cádiz), superó sin problemas la auditoría externa y quedó incorporado en el ámbito del certificado.  

Aunque la validez de este certificado es de tres años, anualmente el servicio de electromedicina debe someterse a una auditoría de seguimiento a través de la cual se verifica la robustez de sus procesos y que estos cumplen con todos los requisitos. El resultado de la auditoría llevada a cabo en mayo de 2021 ha puesto de manifiesto que el sistema de calidad implantado es eficaz y dispone de un grado de madurez elevado.

La implantación de este sistema de calidad surge a partir del papel relevante que desempeña la tecnología sanitaria, y en concreto, el equipo electromédico, en el proceso asistencial, al contribuir de forma decisiva a la mejora de los resultados en salud para el paciente, facilitando diagnósticos más precisos y una mejor prestación de los servicios sanitarios. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que este tipo de equipamiento es uno de los principales vectores del gasto sanitario y que su gestión requiere un foco importante en la protección de la seguridad del paciente. Estas consideraciones han derivado en que la gestión del equipamiento electromédico haya sido siempre un área estratégica en la Agencia Sanitaria y se haya realizado según la norma internacional ISO 9001.

Gracias a este esfuerzo y a la implicación y compromiso con la calidad de los servicios sanitarios que se prestan a los pacientes, se ha superado un año más la auditoría del sistema de gestión de calidad del servicio de electromedicina, el cual se consolida como marco estructural de una asistencia sanitaria segura, eficiente y con un manifiesto carácter humanitario con pacientes y profesionales.

Actualización: 20/10/2021