«

»

jun 26

…en invierno y en verano: ¡CUIDADO CON EL SOL!

En cualquier estación u época del año la exposición larga y frecuente al sol es perjudicial. La piel que se muestra mucho tiempo al sol recuerda sus consecuencias, por esto se dice que la piel tiene memoria.

No solo la época del año es importante, sino también el emplazamiento en el que nos da el sol hay que tenerlo en cuenta. Hay que llevar la protección adecuada en cada lugar y momento: la playa, el  campo, la montaña….

En la playa:

Si usted planifica pasar unos días en la playa y además es verano  debe de seguir las siguientes pautas:

  1. Asegurarse de que el baño está permitido en la playa elegida.
  2. Abstenerse de tomar el sol en la zona horaria que va desde las 11 de medio día  a 17 horas.
  3. Siempre  tomar el sol con moderación.
  4. Utilizar con frecuencia cremas de protección solar.
  5. Beber suficiente líquido, no abusar del alcohol.

………

bajo el sol, Antonia

¿Por qué tantas precauciones si el sol es fuente de salud y vida?

Si, así es, el sol es fuente de vida, pero también es un importante agresor para nuestra piel. Este aspecto arrollador se da por la intensidad lumínica que tenemos en nuestra zona solar y porque en nuestra piel deja huella. Que nuestra piel tiene memoria quiere decir que los efectos nocivos que  los rayos solares hayan provocado en nuestro cuerpo persisten aunque se nos haya quitado el moreno, la quemadura…, del(os) año(s) anterior(es). Es decir, que las secuelas del sol sobre nuestro cuerpo se van acumulando, las de un año sobre las del anterior y de esta forma se puede llegar a un envejecimiento prematuro de la piel al que se le denomina Fotoenvejecimiento.

El Fotoenvejecimiento está referido básicamente a la impresión que deja  el sol sobre la piel, los  rayos UVA. La causa del daño que provocan los rayos ultravioletas -tipo A- Estos rayos oxidan las células de la piel de manera prematura, antes de su edad natural.

Por su parte,  los rayos tipo B, rayos UVB,  procedentes de las cabinas de bronceado son también muy peligrosos. Los efectos de rayos B dañan el ADN celular –material genético celular-.

Ambos tipos de rayos -A y B- pueden deteriorar gravemente la piel, pudiendo ir más allá de las quemaduras. Pueden ser el origen de la aparición  de distintos tipos de manchas, lunares y demás enfermedades de la piel provocando Cáncer de Piel.

En los Cánceres de Piel  es muy importante la prevención y por ello se aconseja la auto-revisión de la piel una vez al mes.  En esta auto-revisión usted debe de observar  tanto las zonas visibles como aquellas que están ocultas a la luz solar.

Melanoma

El Melanoma es un  cáncer de piel de tipo maligno y se caracteriza por:

  1. Suele ser profundo
  2. De fácil extensión.
  3. Puede darse en personas jóvenes.
  4. La mancha  con la que aparece se vuelve oscura.

 

Dada la gravedad del Melanoma éste requiere un tratamiento inmediato. Si tiene manchas y se han oscurecido acuda a su médico.

Y recuerde especialmente en verano  ¡protéjase del sol!

 

Su inquietud nos interesa, si lo desea déjenos un comentario.

 

http://aedv.es

Cuidados ante el sol

Cómo tomar el sol

Taller para cuidadoras, ola de calor

http://www.informarseessalud.org/busqueda/VERANO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>