«

»

jul 15

LACTANCIA MATERNA MÁS ALLÁ DE LA NECESIDAD.

Nota aclaratoria: Este post es una conjunción de Filosofía -concepto de Don-, Ciencia -Genética…- y Psicoanálisis -advenimiento del Ser-

En homenaje a Sigmund Freud

¿Porqué “más allá” …?

Más allá de…, sin duda, porque la lactancia materna va más lejos de la propia alimentación, sin con ello minimizar la importancia en las distintas prevenciones de enfermedades mientras el hijo es lactante o posteriores a ésta. Solo pretendo señar un plus de bondad que va en la leche materna y no por menos importante es menos señalado.

Entonces, podemos plantearnos ¿porqué la leche materna es tan valorada en y para la salud? En una primera respuesta podríamos decir que es óptima por sus componentes químicos, ¡y lo es!. Pero va más allá porque de entrada si no hay ningún problema se da en su envase natural, el materno. Se da en y con una parte del cuerpo mismo de la madre, en el seno materno.

 lactancia. seno materno

La palabra seno hace alusión a lo que hay dentro, a lo resguardado, a lo más íntimo, lo más valioso, yo creo que también podría decirse que es además una bisagra, una articulación hacia la constitución de un nuevo ser, para la construcción de la persona que va a ser en el futuro. Popularmente se entiende así cuándo se dice “por la teta le va” –perdón, pero es el argot popular- . ¿Decir por la “teta le va” equivale a decir que es genético?. Pudiera ser…, cuando algo va por la teta, si no es genético por lo menos es epigenético, es decir, que si no va en los genes actúa sobre ellos. Hago este comentario a la epigenética porque no solo se dice este refrán cuando se refiere a la leche materna, sino también a lo familiar, a lo ambiental, a lo ancestral en cuanto a lo humano-familiar se refiere.

Pero continuemos pensando el amamantamiento, cuando un bebé está mamando, está lo más cerca posible de su madre, de los olores y sabores maternos –de cómo sabe la madre-, está tan cerca de su corazón que cualquiera diría que ni siquiera lo siente, no lo siente porque lo vive y se siente parte de él. De ahí que a veces para tranquilizar al hijo se aconseja a la madre que se lo aproxime al pecho, en fin, ¡un relajante natural!

 lactancia materna. relajación

Vayamos más lejos, más allá, ¿qué ocurre si la madre no puede amamantar al hijo?. Antaño, era amamantado por otra mujer, una nodriza, que tuviera leche suficiente. Eran las llamadas madres de leche y los lactantes tenían hermanos de leche. Fue la forma de solidaridad clásica. En la actualidad el mundo es muy exigente para con todos, también para con las madres y con las mujeres de manera que éstas maneras de colaboración mutua hoy no se practican. Hoy la solidaridad se ha institucionalizado y en éste caso las madres que no tienen leche pueden atender a necesidades en puntos de cierta lejanía-cercana –el concepto de distancia hoy es distinto, no hay distancia, existe una especie de lejanía-cercana-. Así, por ejemplo, gracias a los avances científicos, existen los bancos de leche materna para aquellos hijos que sus madres no pueden amamantarlos, incluso cuando éstas están a una cierta distancia física y no conocen a ninguna potencial nodriza –hecho que ya no se lleva a cabo por la posible transmisión de enfermedades; los bancos de leche están garantizados-. Es una auténtica suerte para todos, para las madres que pueden donar su leche, para las que no la tienen y para el hijo que puede tomar las propiedades de la leche materna y puede ser dada por su madre natural con el mismo amor que si le diera el pecho.

 lactancia. biberón

¡He dicho “amor”! Si, se trata del amor, porque como inicié estas letras, la leche materna va más allá de la pura alimentación, ya sea propia o en biberón. Y si no, observen vds, observen vds como el hijo no solo busca la alimentación, puede estar saciado y sigue jugando con la madre, sigue llamándola, sigue buscándola, sigue necesitando de su asentimiento para constituirse como persona, como ser futuro.

Porque somos algo más que puro alimento, no somos exclusivamente sujetos de la necesidad y prueba de ello es que cuando existe un trastorno de la alimentación es tratado de forma multidisciplinar y con cierta pluralidad socioambiental -padres, hermanos,…-.

De aquí el valor tan preciado de la lactancia materna, de aquí el plus de valor que tiene, los sanitarios lo saben, lo sabemos, lo intuimos, por eso en los contexto de salud es tan importante la lactancia materna.

Entonces, la lactancia materna previene enfermedades, favorece el crecimiento, va impregnada de amor, ya sea hacia el hijo, hacia el hijo de otra o hacia el hijo propio con la leche solidaria de otra madre -obtenida en bancos de leche-. Impregnación base sobre la que se funda la Persona que va a ser en su vida.

Por supuesto también es importante el amor del padre, de los hermanos…; pero ¡hoy estamos hablando de las bondades de la lactancia materna! Que tiene su máximo efecto cuando va acompañada de Amor, del Don de Amor!!

Entonces, podemos decir que “más allá” de la lactancia materna está el ser que ha de advenir y que se construye sobre estos primeros momentos de vida, sobre estos cimientos de necesidad y amor, imposibles de separar.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>