Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El Reina Sofía realiza unos 800 estudios polisomnográficos cada año para detectar el síndrome de apnea del sueño

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Una treintena de personalidades de la sociedad cordobesa ha recibido el carné durante las cuatro ediciones de la semana del donante del Reina Sofía
13 junio 2006 17:28 Antiguedad: 13 yrs

El Reina Sofía realiza unos 800 estudios polisomnográficos cada año para detectar el síndrome de apnea del sueño

Los especialistas señalan la importancia de reconocer los síntomas con el fin de diagnosticar de forma precoz esta enfermedad e iniciar el tratamiento que evite los principales problemas asociados (somnolencia y patología cardiovascular)


La Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño del Hospital Universitario Reina Sofía lleva a cabo cada año más de 500 polisomnografías y 300 poligrafías en el domicilio del paciente, pruebas que permiten diagnosticar un trastorno conocido como apnea obstructiva del sueño (SAOS) que consiste en sufrir frecuentes paradas respiratorias durante el sueño que implican riesgos significativos para el paciente si no recibe el tratamiento adecuado.

El Dr. Bernabé Jurado relizando un estudio de apnea.

Desde que se creó la unidad que estudia los problemas de la respiración durante el sueño en el hospital cordobés hace ya seis años se han llevado a cabo unos 4.500 estudios en pacientes con síntomas y factores de riesgo y aproximadamente en el 75% de los casos se detecta apnea.

El neumólogo responsable de este área, Bernabé Jurado, indica que para que un paciente padezca esta enfermedad ha de sufrir paradas respiratorias mientras duerme superiores a diez segundos que se repiten más de diez veces en una hora y añade que es un trastorno bastante frecuente que afecta en nuestro país a cerca de 2 millones de personas y de modo leve a muchas más.

Riesgos asociados

El especialista señala la necesidad de prestar atención a este problema porque las paradas respiratorias durante el sueño suelen asociarse con el tiempo a “importantes problemas cardiovasculares, alteraciones respiratorias, trastornos del área cognitiva y mayor frecuencia de accidentes laborales y de tráfico motivados por el cansancio permanente que padecen estas personas”.

En esta línea, apunta Jurado, “las probabilidades de padecer un accidente de tráfico es de 6 a 7 veces mayor en las personas con apnea respecto al resto de la población. Esta enfermedad, aún bastante desconocida, se presenta con más frecuencia entre la población masculina con sobrepeso y se relaciona en muchas ocasiones con hipertensión arterial”, prosigue.

Asimismo, el neumólogo dice que, en primer lugar, son los propios pacientes quienes deben conocer los síntomas, “ya que son muy fáciles de identificar, especialmente por la pareja del enfermo, que observa que su compañero ronca y se queda como traspuesto debido a paradas respiratorias durante la noche, a lo que hay que añadir cansancio durante el día que lleva al paciente a dormirse en situaciones inusuales”.

Vigilar el ronquido

En las personas que presenten estos síntomas, el doctor aconseja consultar al médico de atención primaria, que valorará si precisa atención por parte del especialista, y aclara que “el ronquido por sí solo no es una enfermedad si se acompaña de sueño reparador y ausencia de somnolencia diurna”.

Las recomendaciones generales iniciales para mejorar el problema pasan por perder peso (pues esta enfermedad está estrechamente ligada al sobrepeso), dormir de lado, evitar medicación que relaje y no ingerir alcohol durante la noche. Para su tratamiento, se emplea un equipo conocido como CPAP, “un aparato que genera presión de aire impidiendo que la garganta se colapse y bloquee la entrada y salida de aire a los pulmones con el fin de corregir las paradas respiratorias durante el sueño”. 

El paciente deberá dormir siempre con este equipo, pues es el único modo de que “la respiración se vuelve regular, desaparezca el ronquido, el sueño resulte eficaz y reparador, se incremente el rendimiento en el trabajo y todo ello se traduzca en una mejora significativa de su calidad de vida”, continúa el doctor Bernabé Jurado.

Estudios de sueño

La polisomnografía nocturna, técnica que se emplea para detectar la apnea, permite realizar un análisis de las distintas variables neurológicas, respiratorias y cardíacas y así es como permite conocer la cantidad y calidad del sueño y el número, tipo y repercusión de las pausas respiratorias. 

La Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño amplió sus servicios con la incorporación de las poligrafías domiciliarias, para que el enfermo no tenga que acudir al hospital a someterse a esta prueba. Para tal fin, un enfermero se desplaza hasta la casa del paciente para instalarle el equipo y explicarle cómo ha de colocarse los sensores que medirán diferentes parámetros mientras duerme.

Precisamente, 2006 ha sido declarado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), año del síndrome de la Apnea del Sueño,  y por ello se están desarrollando numerosas actividades a nivel científico y social en diferentes ciudades del país. Entre ellas se incluye una exposición itinerante enmarcada en un enorme colchón, que llegará a Córdoba a partir de octubre, para dar a conocer a la población las características y peligros de esta enfermedad a fin de poder realizar un diagnóstico precoz e indicar el tratamiento.




Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.