Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - La Unidad de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Reina Sofía atiende a alrededor de 700 pacientes

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< El Hospital Reina Sofía completa la renovación de camas electrónicas y sillones de acompañantes
29 octubre 2008 13:46 Antiguedad: 12 yrs

La Unidad de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Reina Sofía atiende a alrededor de 700 pacientes

Estas patologías tienen en común reacciones del organismo contra sus propios órganos y tejidos


Los profesionales de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del  Hospital Universitario Reina Sofía atienden en estos momentos a unos 700 pacientes con diferentes patologías autoinmunes. Estos trastornos se caracterizan por una reacción contra los propios órganos y tejidos del paciente.

Consulta de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes

Esta consulta, que ofrece asistencia multidisciplinar a personas con enfermedades sistémicas crónicas de base autoinmune, es atendida por la reumatóloga María Ángeles Aguirre y está coordinada por el jefe de servicio de Reumatología, Eduardo Collantes.

Los especialistas identifican más de 80 tipos diferentes de trastornos autoimmunitarios, patologías que son más frecuentes entre la población femenina y afectan principalmente a mujeres jóvenes y en edades medias de la vida. Las enfermedades que presentan una incidencia más elevada son el lupus eritematoso sistémico, el síndrome antifosfolípido, el síndrome de Sjögren y la esclerodermia.

Lupus eritematoso

El lupus eritematoso sistémico puede originar erupciones cutáneas, artritis, anemia, convulsiones o problemas psiquiátricos y, además, a menudo afecta a órganos internos entre los que se incluyen el riñón, los pulmones y el corazón.

La incidencia de esta enfermedad se multiplica por nueve en el caso de la mujer respecto a los hombres y puede presentarse a cualquier edad, aunque aparece con más frecuencia entre los 10 y 50 años. En la actualidad, en esta unidad del Reina Sofía se controlan unos 200 pacientes con esta patología, que reciben tratamiento personalizado a base de inmunosupresores, antipalúdicos y corticoides.

Síndrome antifosfolípido

El síndrome antifosfolípido se caracteriza por problemas en el sistema de coagulación derivados de la actuación del propio cuerpo contra los fosfolípidos (un tipo de grasa en las paredes externas de las células). El complejo sanitario cordobés atiende en la actualidad a alrededor de 120 pacientes con esta patología.

En estos enfermos es más frecuente la formación de coágulos sanguíneos asociada a trombosis, en venas y arterias. Concretamente, las trombosis a nivel venoso se localizan habitualmente en miembros inferiores y las arteriales en el cerebro. Esta patología puede ocasionar abortos repetidos o incluso pérdidas fetales en el segundo y tercer trimestre de embarazo a causa de trombosis en la placenta.

Síndrome Sjögren

En el caso del Síndrome Sjögren, las células atacan las glándulas productoras de saliva y lágrimas, además de otras glándulas principalmente del sistema digestivo. En estos momentos, más de 300 personas se encuentran en tratamiento en el complejo sanitario por esta enfermedad.

Entre los principales síntomas destacan sequedad en ojos y boca (con las molestias derivadas), además de fatiga, dolores articulares, sarpullido y piel seca que generalmente se diagnostica en personas mayores de 40 años.

Además, otra de las dolencias tratadas en esta unidad es la esclerodermia, una enfermedad poco frecuente que afecta al tejido conectivo o conjuntivo del organismo (tanto el que se encuentra bajo la piel, como el que contribuye a la estructura de sostén de la pared de las pequeñas arterias y de los órganos internos).

En estos pacientes, la piel se endurece, especialmente en la cara y en las manos, puede ocasionar lesiones en los pulmones, el corazón, los riñones, el tubo digestivo, los músculos y las articulaciones. En el Reina Sofía, cerca de 80 pacientes reciben atención continua y personalizada en función de su afectación, evolución y gravedad de la enfermedad.

Por último, la medicación que se aplica para este trastorno pretende mejorar el flujo sanguíneo, promover la actividad contráctil del esófago y del intestino, vigilar la función renal y controlar la hipertensión arterial si existe, puesto que no se dispone de un tratamiento que se haya demostrado efectivo, al desconocerse la causa de la enfermedad.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2020 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.