Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El hospital Reina Sofía interviene a 200 pacientes con tumores abdominales avanzados con quimioterapia intraoperatoria

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Los trasplantes de órganos aumentan un 23% hasta Julio en Córdoba gracias al incremento de las donaciones
20 agosto 2009 13:49 Antiguedad: 12 yrs

El hospital Reina Sofía interviene a 200 pacientes con tumores abdominales avanzados con quimioterapia intraoperatoria

Este centro cuenta con una amplia experiencia en la aplicación de quimioterapia durante la cirugía en cáncer de ovario avanzado y la supervivencia de las pacientes intervenidas por esta técnica supera la que se consigue con la cirugía convencional


Los cirujanos del Hospital Universitario Reina Sofía emplean procedimientos muy novedosos y efectivos en el tratamiento de tumores localizados en la zona del abdomen que consisten en combinar en la misma intervención la resección propia de la cirugía y la aplicación de quimioterapia local. Esta apuesta por mejorar la asistencia sanitaria enlaza con las líneas estratégicas de actuación del Plan Oncológico Andaluz.

Quimioterapia intraoperatoria

En este centro desde 1996, los profesionales del servicio de Cirugía General del hospital Reina Sofía han intervenido empleando este procedimiento a más de doscientos pacientes -hasta junio de este año- por diferentes tumores con excelentes resultados.

Hasta el momento, los principales beneficiarios de la técnica en este centro hospitalario son pacientes con cáncer en estadío avanzado de ovario, fundamentalmente, así como también de colon y otras tumoraciones que se producen en el peritoneo, que es la membrana que reviste la cavidad abdominal. Concretamente, en el caso de cáncer de ovario, este hospital es referente a nivel mundial por su dilatada experiencia y ha  recibido por ello el reconocimiento de la comunidad científica.

Este procedimiento logra elevar como nunca se había conseguido hasta ahora la supervivencia de pacientes con patología tumoral en estadios avanzados de la enfermedad y ofrece mejoras llamativas en su calidad de vida que permiten a las personas tratadas desarrollar su vida con normalidad después de pasar por el quirófano.

La técnica consiste en resecar el tumor de todas aquellas zonas abdominales afectadas y, de inmediato, en el mismo acto quirúrgico, administrar la quimioterapia en el peritoneo. De este modo se logra eliminar las células cancerosas con la cirugía y aplicar el protocolo de quimioterapia para acabar con las células residuales que ni siquiera son visibles para los especialistas.

Los cirujanos incorporan en estas intervenciones, inmediatamente después de extirpar el tumor, la administración de quimioterapia intraabdominal a una temperatura media de 42º a través de un sistema de perfusión extracorpórea. Este aumento de temperatura favorece la destrucción de las posibles células tumorales residuales.

Cáncer de ovario

Del total de intervenciones, 126, es decir, el 63% ellas, fue de cáncer avanzado de ovario en estadíos III y IV –este último nivel es el más avanzado-. La supervivencia de las pacientes incluidas en este grupo, en aquellos casos en los que se logró la eliminación total del tumor con estadío III, es del 68% a los cinco años y del 51% a los 10 años.

Por contra, cuando se aplica la cirugía convencional, la supervivencia en personas con este tumor ginecológico en ambos estadios se sitúa entre el 10 y el 25% a los cinco años. De las 126 pacientes con cáncer de ovario tratadas, 15 superaban los 70 años, la más joven tenía 24 y la de más edad 77 años.

La supervivencia en el estadío IV a los tres años se sitúa en torno al 45%. Además, en algunas de estas mujeres el tumor se había extendido fuera del abdomen y, en ellas, la aplicación de quimioterapia previa a la cirugía permitió la eliminación de las células cancerosas en otros órganos y poder practicar posteriormente este tipo de cirugía radical y alcanzar estos resultados esperanzadores.

Los especialistas recomiendan la aplicación de esta técnica, que se conoce como citorreducción radical con procedimiento de peritonectomía más quimioterapia intraperitoneal intraoperatoria hipertérmica, cuando el tumor no afecta masivamente a órganos vitales y se limite a la cavidad abdominal. Sin embargo, como ocurre en otras situaciones, también es efectiva cuando la quimioterapia previa a la cirugía ha acabado con las células que se habían extendido por otras zonas del organismo.

Otras patologías

También se han beneficiado de las ventajas de esta técnica pacientes con otras patologías como pseudomixoma peritoneal (26 personas), una enfermedad que provoca la obstrucción masiva del intestino. En estos casos, la supervivencia a 5 años fue del 100% en la variante más benigna de la enfermedad y del 66% en el conjunto de las personas tratadas por esta patología.

Una veintena de pacientes con cáncer de cólon también se han sometido a este procedimiento quirúrgico con una supervivencia a 3 años del 80% y los especialistas confían en que la experiencia a los 5 años siga ofreciendo estos buenos resultados. Conviene tener en cuenta que la esperanza de vida para quienes padecen cáncer de colon avanzado que se someten a la cirugía tradicional paliativa está en torno a los seis meses.

También se ha aplicado en otras enfermedades tumorales originadas en el propio peritoneo como el mesotelioma peritoneal y la carcinomatosis peritoneal primaria, así como en cáncer gástrico y sarcoma, entre otros.

Unidad de Cirugía Oncológica

Además, este tipo de cirugía, que requiere de una amplia sofisticación quirúrgica y técnica, cobra especial relevancia ante el incremento de la incidencia de enfemedades oncológicas. Las intervenciones, que pueden llegar a alcanzar las 10 horas de duración, las llevan a cabo los profesionales de la Unidad de Cirugía Oncológica, dependiente del servicio de Cirugía General, con la colaboración de Oncología Médica.

El profesor Carlos Pera Madrazo fue el impulsor de este tipo de procedimiento quirúrgico en el hospital Reina Sofía y su continuidad y desarrollo se deben al actual jefe de servicio de Cirugía General, profesor Sebastián Rufián Peña y al coordinador de esta Unidad de Cirugía Oncológica Cristóbal Muñoz Casares. También es de resaltar la participación de la oncológa médica Mª Jesús Rubio y de Enrique Aranda como responsable de esta especialidad, así como del perfusionista que administra la quimioterapia hipertérmica, José Luis Medina.

El hospital Reina Sofía pertenece al Grupo Español de Cirugía Oncológica Peritoneal (GECOP), del que forma parte una decena de centros españoles entre los que se incluye otro hospital andaluz, el Torrecárdenas de Almería.

El cirujano que ideó y desarrollo esta técnica fue el norteamericano Paul Sugarbaker en la década de los ochenta y el hospital Reina Sofía apostó por ella unos años más tarde, superando las dificultades innatas a este tipo de procedimientos que son altamente complejos y de muy larga duración.

Finalmente, del espíritu entusiasta de sus profesionales se han podido beneficiar hasta la fecha más de 200 pacientes. Los estudios de investigación que se desarrollan desde el hospital cordobés en esta materia también han contribuido al logro de estos resultados y a lo largo de estos años se han formado aquí profesionales de algunos de los centros que se inician en el desarrollo de la técnica.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2021 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.