Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - Pediatras del Hospital Reina Sofía logran con la ingesta controlada la tolerancia a alimentos en niños alérgicos

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Especialistas andaluces comparten una jornada de trabajo con los cardiólogos intervencionistas del Hospital Reina Sofía
4 noviembre 2011 15:12 Antiguedad: 9 yrs

Pediatras del Hospital Reina Sofía logran con la ingesta controlada la tolerancia a alimentos en niños alérgicos

La delegada provincial de Salud inaugura hoy un curso dirigido a profesionales sanitarios, padres, docentes y población en general que persigue actualizar las novedades en alergia a alimentos


Pediatras del Hospital Universitario Reina Sofía organizan un Symposium sobre alergia a alimentos y asma en pediatría que se desarrolla hoy 4 de noviembre en el salón de actos del complejo sanitario con el propósito de actualizar las novedades en este terreno. Entre los aspectos del programa figura un tratamiento que ya se administra en este hospital consistente en inducir la tolerancia en casos complejos mediante la incorporación gradual y controlada de los alimentos.

La delegada de Salud, con pediatras y el gerente del hospital.
La delegada de Salud, con pediatras y el gerente del hospital.

ampliar imagen

El encuentro ha sido organizado por el coordinador de la unidad de alergia y neumología pediátricas del Reina Sofía, Javier Torres, y está dirigido a profesionales sanitarios (pediatras del hospital y de atención primaria), padres y docentes de niños alérgicos y población en general. Esta actividad se engloba en la programación formativa que desarrolla la Unidad de Gestión Clínica de Pediatría y sus Especialidades y se lleva a cabo en colaboración con la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex.

La delegada provincial de Salud, María Isabel Baena, inaugura el curso esta tarde, una cita a la que asistirán alrededor de 150 personas. La reunión se estructura en torno a dos mesas redondas, la primera de ellas titutada 'Alergia alimentaria', en la que se hablará de las distintas alternativas encaminadas a su curación y también reacciones graves (como la anafilaxia) que se pueden producir en los niños alérgicos cuando toman alimentos que su organismo rechaza.

La segunda mesa se centra en la importancia de saber manejar la alergia en casa y en la escuela y cómo actuar ante una situación de urgencia -es conveniente que las personas más cercanas al niño sepan qué hacer y administrar medicación de emergencia si fuese necesario-. En este último bloque, una madre y maestra expondrá su propia experiencia y ofrecerá consejos a los familiares y al entorno de los pequeños con restricciones en su dieta provocadas por la alergia.

En la reunión también se tendrá en cuenta el etiquetado de los productos -en el que se indican los ingredientes ordenados de mayor a menor cantidad presentes en su composición-, la coincidencia de asma y alergia a alimentos en muchos niños y también la importancia de diferenciar entre alergia a alimentos e intolerancias digestivas.

Evitar los alimentos

En esta línea, Torres explica que el tratamiento tradicional tras el diagnóstico de alergia a algún tipo de alimento en niños consiste en evitar su ingesta y, con el paso del tiempo, dejan de producirse reacciones hasta que se considera superada. En estas situaciones resulta de vital importancia que todo el entorno del pequeño conozca qué alimentos están prohibidos para él y tenerlo en cuenta en el colegio y a la hora de ir a restaurantes, cumpleaños y otros eventos sociales.

En el caso concreto de la leche, apunta el pediatra, 'aproximadamente el 85% de los niños dejan de reaccionar antes de cumplir 4 ó 5 años. Sin embargo, en el 15% restante, la alergia no se cura y es en este grupo en el que intentamos, como tratamiento innovador desde hace dos años, lograr la tolerancia'.

Esta novedad, que se está incorporando en los hospitales andaluces, se basa en introducir dosis muy pequeñas de leche (1 ó 2 mililitros) diluidas en zumo u otro líquido y repetir la operación diariamente aumentando la cantidad siempre que no se produzcan reacciones de importancia. Esta iniciativa se lleva a cabo en consulta, con revisiones semanales y después de unos tres meses se pueden llegar a los 200 mililitros, dejando atrás la alergia. Una treintena de pacientes pediátricos ha recibido ya este tratamiento en el Hospital Reina Sofía con buenos resultados en la mayoría de los casos.

Además, la unidad de alergia pediátrica del centro cordobés va a iniciar este mismo mes un tratamiento para la intolerancia al huevo, con pautas similares al de la leche. Los especialistas de esta unidad diagnostican anualmente entre 60 y 70 nuevos casos de alergia a proteína de leche y unos 30 al huevo. Los pequeños que reaccionan frente a un producto alimentario tienen más probabilidad de hacerlo ante otros que el resto de las personas no alérgicas a alimentos.

Pruebas cutáneas

Los síntomas que se producen ante el rechazo a algún tipo de comida pueden ser cutáneos (erupción), respiratorios (tos y pitos) y digestivos (nauseas, vómitos y diarreas) y el diagnóstico se apoya en una analítica de sangre y pruebas cutáneas.

El pediatra alergólogo apunta que la alergia a alimentos en niños afecta fundamentalmente a tres grupos de comidas, coincidiendo con su introducción en la dieta: la leche (a partir de los 4 meses) y el huevo (a partir de los 9 meses); los frutos secos, pescado y marisco y finalmente otros productos como la fruta. Entre el 4 y el 8% de la población infantil presenta alergia a algún alimento y alrededor del 20% de las alergias en la población pediátrica son de este tipo, es decir, a alguno de estos alimentos.

En aquellos pacientes con alergias a múltiples alimentos existe riesgo de malnutrición al no poder tomar las sustancias a las que son alérgicos. En estos casos se buscan alternativas, por ejemplo en los lactantes que presentan alergia a la leche se utilizan fórmulas especiales conocidas como hidrolizados que incorporan pequeñas alteraciones en las proteínas de la leche y como otra posible alternativa también figuran los productos de soja, a partir de los 6 meses.

El contenido de la mayoría de los alimentos se pueden agrupar en tres componentes: grasas, hidratos de carbono y proteínas -en estas últimas se encuentra siempre el origen de las reacciones alérgicas-.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2020 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.