Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - Cerca de 7.000 mujeres han pasado por la consulta de alto riesgo de cáncer de mama del Hospital Reina Sofía

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< El Hospital Reina Sofía recibe para sus pacientes 36 libros donados por la editorial El Páramo
2 julio 2012 17:12 Antiguedad: 8 yrs

Cerca de 7.000 mujeres han pasado por la consulta de alto riesgo de cáncer de mama del Hospital Reina Sofía

Los estudios que se realizan en esta unidad permiten cuantificar la probabilidad de desarrollar este tumor en el futuro para así ofrecer seguimiento individualizado e incluso intervenir quirúrgicamente


Alrededor de 7.000 mujeres han sido atendidas en la consulta de alto riesgo de cáncer de mama del Hospital Universitario Reina Sofía desde su puesta en marcha hace cuatro años. Esta prestación, dependiente de la Unidad de la Mujer y también de la Unidad de Mama, se creó con la finalidad de identificar a personas -sobre todo mujeres- con antecedentes familiares que potencialmente puedan desarrollar esta patología en el futuro. 

La ginecóloga y enfermera atienden a dos pacientes en la consulta de alto riesgo

La ginecóloga y enfermera atienden a dos pacientes en la consulta de alto riesgo

La ginecóloga que atiende esta consulta, Inmaculada García Oliveros, explica que la principal ventaja que permite conocer el riesgo de desarrollar este tumor se basa en la posibilidad de aplicar las mejores medidas que se recomienda en la literatura científica para evitar su desarrollo y tratamiento precoz. Las mujeres con test genético positivo se someten a un seguimiento personalizado e incluso a intervenciones quirúrgicas preventivas. 

Esta especialista explica que el desarrollo de esta iniciativa responde “por una parte, a la necesidad de dar una respuesta a personas que vivían con mucha angustia la posibilidad de padecer un cáncer de mama al tener algún familiar con esta patología y, por otra, para llamar la atención de quienes desconocen la importancia de realizar un seguimiento personalizado ante la existencia de varios antecedes familiares de cáncer de mama”.

Esta consulta específica también proporciona apoyo emocional a las pacientes e incluso terapia sexual a quienes la solicitan. “Habitualmente llegan aquí con muchas dudas y miedos, pues no es fácil para nadie asumir el riesgo de padecer cáncer de mama en el futuro y tener que vivir con eso”, prosigue la especialista. Por esta unidad han llegado a pasar hasta ocho miembros de una misma familia para conocer su riesgo de padecer este carcinoma. 

Clasificación del riesgo

Las mujeres que acuden a la consulta han de cumplir una serie de requisitos que tienen que ver con el número de antecedentes familiares, el grado de parentesco y la edad a la que se diagnostica el tumor. Tras una valoración minuciosa de la información disponible, se elabora un árbol genealógico que incluye la rama paterna y materna hasta la tercera generación y se realiza una clasificación del riesgo que puede tener una mujer de padecer cáncer de mama. 

A partir de este momento, se establece la existencia de un riesgo habitual, moderado o alto. En el primero se encuentra el conjunto de mujeres de nuestro entorno, para las que se aconseja el seguimiento de rutina por parte de las unidades de detección precoz de cáncer de mama (exploraciones periódicas a mujeres entre los 50 y 69 años).  

Por su parte, a las mujeres valoradas como riesgo moderado se les entrega un informe para su seguimiento en Atención Primaria y la recomendación de realizar exploraciones y mamografías anuales si fuese preciso. En caso de que aparezcan nuevos casos en la familia, estas pacientes se reevaluarán en la consulta de mama de alto riesgo.

Estudio genético

Las de alto riesgo se controlan directamente en esta consulta y se les realiza una valoración cuantitativa del riesgo de padecer una mutación genética. En esta unidad también son informadas de la posibilidad de realizarse un test genético para conocer si han heredado, y por tanto pueden transmitir, una alteración genética que las haga más susceptibles de padecer un cáncer de mama u ovario. En este sentido, la ginecóloga destaca la existencia de un subgrupo de mujeres de alto riesgo denominado de agregación familiar en el que existe un número importante de casos de cáncer de mama en una misma familia, a pesar de que esta alteración genética no se encuentra identificada en este subgrupo de pacientes.

Los genes que se estudian son BRCA 1 y 2, los que con más frecuencia se asocian al cáncer de mama y ovario hereditario, así como a la población en general. Para llevar a cabo este estudio genético se usa una técnica que por su complejidad puede tardar varios meses en ofrecer los resultados -la llevan a cabo los profesionales del Laboratorio de Análisis clínicos del Hospital Reina Sofía-. Actualmente, en la consulta se realiza el seguimiento de una treintena de mujeres con test genético positivo, es decir, en las que se ha encontrado una mutación genética en la que podría estar el origen del tumor.

Cirugía preventiva

En la consulta, la doctora García Oliveros ofrece a estas mujeres con test genético positivo un seguimiento personalizado mediante resonancia y mamografía, en el caso de la mama, y ecografía y marcadores, en el caso del ovario, e incluso se les informa sobre medidas para disminuir el riesgo que pueden pasar incluso por la realización de una intervención quirúrgica. 

Llegados a este punto, prosigue la ginecóloga, es frecuente realizar la cirugía reductora de riesgo consistente en la extirpación de los ovarios (generalmente por laparoscopia). Esta operación es más frecuente que la mastectomía (extirpación de la mama), pues el impacto visual en la mujer es menor. 

Además, la edad de la paciente influye a la hora de decidir los tratamientos –así como la elección propia de cada persona-. Generalmente, si son mayores se opta por la cirugía y si son jóvenes se recomienda el seguimiento continuado. 


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2020 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.