Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El Reina Sofía ha controlado la tensión a unos cien pacientes con un nuevo sistema de monitorización ambulatoria

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Premian un trabajo del Reina Sofía sobre las ventajas del injerto óseo vascularizado en intervenciones de la mano
30 agosto 2005 13:08 Antiguedad: 15 yrs

El Reina Sofía ha controlado la tensión a unos cien pacientes con un nuevo sistema de monitorización ambulatoria

El servicio de Medicina Interna cuenta con cinco aparatos de estas características que porta el paciente durante una jornada con el fin de llegar a un diagnóstico eficaz de la hipertensión o reorientar el tratamiento


La Unidad de Hipertensión del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía ha colocado a más de un centenar pacientes un nuevo sistema que permite medir y hacer seguimiento de la tensión durante un periodo de 24 horas. Se realiza de manera ambulatoria y facilita valores precisos de la presión arterial durante un día completo sin que el paciente tenga que interrumpir su actividad diaria.

Equipo de tensión monitorizada

El diagnóstico que ofrece este equipo, muy sencillo de utilizar, permite identificar con mayor precisión los casos de hipertensión en pacientes de riesgo y reorientar el tratamiento en enfermos ya diagnosticados con el fin de reducir las complicaciones asociadas (cardiovasculares y cerebrovasculares) y aumentar la calidad y la esperanza de vida de estas personas.

La unidad dispone de cinco de estos equipos automáticos para la medición ambulatoria de las variaciones de la presión arterial (MAPA), que son parecidos a los manguitos de presión conectados a una terminal y registran de forma automática las cifras de presión cada 30 minutos durante el día y cada hora la noche, por lo que se puede conseguir de 70 a 100 medidas las 24 horas.

Juan Ruano, uno de los médicos de Medicina Interna que se ocupa de colocar este sistema al paciente y hacer el seguimiento correspondiente, señala que “la persona llega al hospital por la mañana, no tiene que interrumpir sus actividades cotidianas y sólo ha de anotar los periodos de actividad y descanso hasta que al día siguiente vuelve a la consulta para quitarse el equipo y recuperar los datos almacenados, que son procesados en el ordenador”.

Variabilidad de la tensión

Al actuar de forma automática durante todo el día “permite obtener valores más representativos y reales de la tensión arterial y controlar las variaciones que se registran a lo largo del día y la noche, que pueden ser de hasta 50 mm de mercurio”. Este seguimiento analiza la variabilidad (ciclos circadianos) que se modifica por factores relacionados con la temperatura ambiental, el ejercicio físico, estado emocional, consumo de alcohol y cafeína, factores hormonales, la ingestión de alimentos y los ciclos de actividad y descanso.

Otra de las principales ventajas de la MAPA es que permite establecer un diagnóstico diferencial de la hipertensión de bata blanca, que afecta de un 10 a 15 por ciento de la población hipertensa y hace referencia a una elevación de la presión arterial provocada por la presencia del personal sanitario durante el proceso de medida (que reduce la validez del diagnóstico).

Las personas que ya se han controlado la tensión con este aparato son pacientes de consultas externas del servicio de Medicina Interna diagnosticados de hipertensión, con sospecha de hipertensión de bata blanca o bien que presentan factores de riesgo como aumento de colesterol o antecedentes de infarto de miocardio o cerebral, principalmente. Lo habitual es que la tensión esté por debajo de 130/85 mm de mercurio, mientras que en los pacientes hipertensos estos niveles se elevan de 140/90 mm de mercurio.

El aparato de la MAPA consta de un manguito que se hincha y deshincha automáticamente a intervalos predeterminados, un compresor de aire o CO2, una unidad de registro y almacenamiento de datos que el paciente lleva a la cintura y está conectado por una goma al manguito, unas baterías recargables y un ordenador para transferir los datos y tratarlos estadísticamente.

Vigilar la tensión elevada

“Las personas que durante el día tienen la presión arterial normal o elevada, si además presenta un descenso insuficiente o la elevación de la misma durante el periodo de reposo, tienen un riesgo añadido de sufrir complicaciones cardiovasculares”, prosigue el especialista. Junto a Juan Ruano, los doctores Manuel Montero Pérez-Barquero y Javier Ampuero Ampuero también se ocupan de la colocación de estos sistemas a los pacientes en la Unidad de Hipertensión de Medicina Interna.

La hipertensión arterial es un proceso crónico que afecta a un 25% de la población adulta occidental y se encuentra entre los principales factores de riesgo de los trastornos cardiovasculares y cerebrovasculares, que son las primeras causas de muerte en nuestro país. 


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2020 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.