Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El Hospital Reina Sofía fomenta la realización del test de disfagia entre los pacientes con dificultades para la deglución

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< El Hospital Reina Sofía da la bienvenida a los 160 estudiantes de ciclos formativos que realizan prácticas en este centro
3 octubre 2012 08:42 Antiguedad: 8 yrs

El Hospital Reina Sofía fomenta la realización del test de disfagia entre los pacientes con dificultades para la deglución

Las personas con patologías neurodegenerativas o que han sufrido accidentes cerebrovasculares son los principales candidatos para conocer si toleran la ingestión de alimentos con normalidad


Las enfermeras de la consulta de nutrición del Hospital Universitario Reina Sofía están potenciando la realización del test de disfagia en pacientes con pro-blemas para deglutir los alimentos líquidos o sólidos, un trastorno frecuente en personas con Alzheimer u otras enfermedades neurodegenerativas o que han sufrido un accidente cerebrovascular, entre otras patologías.

Enfermeras de nutrición realizan el test de disfagia a una paciente 
Enfermeras de nutrición realizan el test de disfagia a una paciente

Este procedimiento pretende conocer si el paciente tolera con normalidad los alimentos tras haber sufrido episodios de atragantamiento a fin de conseguir una deglución eficaz y segura. En esta misma línea, también permite valorar el grado de dificultad para la alimentación y así poder instaurar un tratamiento nutricional para prevenir las complicaciones de la disfagia. 

Esta prueba se realiza habitualmente en Atención Primaria y en estos mo-mentos se está fomentado su uso en el Hospital Reina Sofía por sus múltiples ventajas. En el caso de este complejo sanitario, se lleva a cabo fundamentalmente en pacientes hospitalizados que en la mayoría de las ocasiones han sido derivados desde Medicina Interna, Neurología y Endocrinología. 

Consecuencias

Las consecuencias más graves y frecuentes de la disfagia son las bronco-aspiraciones (paso de alimentos o líquidos al pulmón). La presencia de un cuerpo extraño en la vía aérea puede ocasionar infecciones respiratorias de repetición hasta que se producen neumonías por aspiración, que generalmente motiva el ingreso del paciente y en muchas ocasiones pone en serio peligro su vida. 

Las disfagias también se acompañan de malnutrición y deshidratación del paciente y la necesidad de utilizar en muchos casos medios de nutrición artificial, ya sea a través de sonda nasogástrica (por un tubo desde la nariz al estomago) o gastrostomía (directamente al estómago a través de una ostomia endoscópica o quirúrgica). 

Por todo ello, es importante detectar precozmente la disfagia para evitar los efectos adversos de la bronco aspiración y la desnutrición. El equipo multidiscipli-nar está formado por médicos y enfermeras, pues la prueba comporta ciertos riesgos y es necesario contar con la presencia de estos profesionales por si se produce alguna complicación. Es imprescindible realizar una monitorización pulsi-oximétrica al paciente  y contar los medios necesarios, como carro de parada y aspirador. 

Procedimiento
Las enfermeras que atienden esta consulta son Mercedes López-Pardo y María Victoria Fernández y la prueba consiste en la administración de una sustancia líquida con o sin espesante en volúmenes crecientes para observar la presencia o no de trastornos. Así, de acuerdo con los resultados de las exploraciones realiza-das se adaptará la dieta del paciente para que ésta sea segura y eficaz. 

Concretamente, la técnica se denomina test de volumen/viscosidad y para su realización se administra al paciente, por vía oral y con ayuda de una jeringa, diferentes volúmenes de líquidos en cantidades que se incrementan de manera progresiva de 5 a 10 y posteriormente a 20 mililitros, según la tolerancia del paciente a la prueba. 

Además, la consistencia también varía la textura entre líquido, néctar y pudding, que se consigue agregando al agua un espesante específico. El paciente debe estar bien sentado, consciente, con la cavidad oral bien limpia y durante el desarrollo del test las enfermeras observan si se produce babeo, retención de la comida en la boca, tos, disfonía o deglución fraccionada. 

Textura alimentos

En esta línea, las enfermeras de Nutrición explican que “si el paciente pre-senta tos, carraspeo, voz húmeda o desaturación de oxígeno son signos de disfa-gia y significa que el paciente no está preparado para recibir alimentos con norma-lidad. Por tanto, habrá que modificar la textura de los alimentos o buscar otras alternativas que pueden ser desde un simple espesante a la instauración de nutri-ción artificial total”.  

Para cubrir los requerimientos diarios manteniendo un óptimo estado nu-tricional, los pacientes con disfagia deben mantener una composición equilibrada de macronuetrientes y micronutrientes. También hay que tener en cuenta que es preciso adaptar la dieta a los pacientes con diabetes, hipertensión arterial o disli-pemias, entre otras patologías, así como a sus preferencias y costumbres. 

Para darles de comer es importante situarse a su altura o por debajo de ellos para evitar que fuercen el cuello hacia atrás. Para facilitar la deglución de las personas con disfagia se recomienda darles limón -que mejora la salivación-, poner una cucharadita fría en los labios, masajear por debajo de la barbilla y practicar ejercicios de rehabilitación en la garganta. También conviene ejercitarles los músculos de la boca para que no se atrofien. 


 


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2020 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.