Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - Más de 180 mujeres embarazadas pasaron en 2012 por la Unidad de Diabetes Gestacional del Hospital Reina Sofía

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Alrededor de 3.500 escolares cordobeses conocerán el programa de donación y trasplante del Hospital Reina Sofía
18 febrero 2013 13:50 Antiguedad: 9 yrs

Más de 180 mujeres embarazadas pasaron en 2012 por la Unidad de Diabetes Gestacional del Hospital Reina Sofía

El tratamiento para estas pacientes incluye hacer ejercicio moderado, seguir una dieta reglada de 2.000 calorías con un reparto proporcionado de hidratos de carbono, alimentos proteicos y grasas, así como pruebas diarias de glucosa


Un total de 182 mujeres embarazadas han pasado por la Unidad de Diabetes Gestacional del Hospital Universitario Reina Sofía en 2012 al detectar que sus niveles de glucemia tras la curva estaban por encima de los recomendados. El tratamiento inicial pasa hacer un programa de actividad física moderada a diario y seguir un plan especial de alimentación que consiste en una dieta de 2.000 calorías repartidas en tres comidas principales, una ingesta a media mañana y merienda. 

El doctor Palomares mide a una paciente de la unidad
El doctor Palomares mide a una paciente de la unidad

Las embarazadas se hacen autocontroles desde que son diagnosticadas de diabetes para comprobar que los niveles de glucosa están dentro de la horquilla indicada, que debe ser por debajo de 95 en ayunas y por debajo de 140 una hora después de las comidas. 

El endocrino que atiende esta consulta es Rafael Palomares, quien indica que habitualmente las mujeres se controlan bien siguiendo estas recomendaciones y en pocas ocasiones es preciso recurrir a la insulina para regular los niveles de glucosa. Concretamente, el pasado año 140 mujeres se trataron exclusivamente con dieta y ejercicio y 42 necesitaron completar con la administración de insulina. 

En la atención de la mujer embarazada con diabetes también participan la ginecóloga Pilar Jimena y las enfermeras de Endocrinología Mercedes García, Encarna Millán y Rosa Adam. Estas últimas se ocupan de realizar la educación diabetológica para que adapten sus hábitos alimenticios a la situación actual y dispensen los medios necesarios para el autocontrol domiciliario (glucómetro, tiras reactivas, etc.)  

Las futuras mamás con diabetes gestacional (la disfunción metabólica más frecuente durante el embarazo que se diagnostica entre el 5 y el 10% de este colectivo) presentan alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono, ya que durante el embarazo se pueden segregar unas hormonas por la placenta que dificultan la acción de la insulina y hacer aumentar los niveles de glucosa en sangre. 

Dieta


La dieta se reparte en cinco comidas –se incluyen siempre dos o más opciones a elegir- y las mujeres han de pesar los alimentos para calcular las calorías diarias. Por ejemplo, la leche debe ser semidesnatada o desnatada, el pan integral y las piezas de fruta enteras –no preparadas en forma de zumos-, están limitados los alimentos con mucha grasa y, por el contrario, se recomiendan los guisos tradicionales, cocinar al vapor, al horno y a la plancha. 

Es muy importante respetar todas estas indicaciones, aseguran el endocrino y las enfermeras, especialmente las cantidades de carbohidratos repartidas a lo largo de todo el día. Así, en el desayuno han de tomar 40 gramos de pan o 30 de cereales; en el almuerzo tres cazos del alimento ya guisado –patatas, legumbres, pasta o arroz- o dos cazos y 40 gramos de pan y, en la cena, dos cazos de guiso que se pueden cambiar por uno más 40 gramos de pan o 80 gramos de pan sin guiso. 

A esto hay que añadir las proteínas obtenidas de la carne y el pescado (150 gramos en el almuerzo y 100 en la cena) o los huevos, así como leche, yogures, fruta y verdura repartidas durante toda la jornada. Estas indicaciones no persiguen la pérdida de peso, sino controlar los niveles de glucosa en sangre que se alteran durante el embarazo. Los edulcorantes tipo sacarina están permitidos y recomendados. 

Los alimentos prohibidos son azúcares refinados, miel, leche condensada, mermeladas, zumos de frutas, pastelería, bollería, chocolates y derivados, refrescos azucarados, productos dietéticos –ya que contienen fructosa-, embutidos ricos en grasas saturadas y productos precocinados. 

Complicaciones

 
Las complicaciones más frecuentes de una diabetes gestacional mal controlada se asocian a aumento de las cesáreas y macrosomía, es decir, recién nacidos de más de 4 kilos con el riesgo de sufrir más traumatismos, hemorragias cerebrales y asfixia al nacer. 

Entre las principales causas de este incremento de afectadas figuran la edad cada vez más tardía de inicio de la maternidad, por encima de los 35 años, así como el mayor número de mujeres con obesidad y sobrepeso. 

El diagnóstico se suele hacer entre las 24 y 28 semanas de gestación mediante la curva de glucosa. Todas las mujeres atendidas en esta unidad son citadas tres meses después de dar a luz o tras finalizar la lactancia para reevaluar su estado tras una nueva curva de glucosa.



Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2021 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.