Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El Reina Sofía investiga las ventajas de incrementar el consumo de aceite de oliva en prediabéticos

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< El nuevo area de exploracioens funcionales digestivas del Reina Sofía permitirá realizar 7.000 pruebas más al año
5 septiembre 2003 19:20 Antiguedad: 17 yrs

El Reina Sofía investiga las ventajas de incrementar el consumo de aceite de oliva en prediabéticos

Los facultativos resaltan la importancia de diagnosticar a los pacientes en estado de prediabetes, pues el riesgo de padecer diabetes tipo 2 aumenta en este grupo poblacional un 8% cada año


Un proyecto de investigación que desarrollan profesionales vinculados a la Unidad de Lípidos del Hospital Universitario Reina Sofía titulado Efecto de la sustitución de la grasa saturada con diferentes proporciones de carbohidratos y de grasa monoinsaturada en la prediabetes persigue constatar los efectos beneficiosos de las grasas monoinsaturadas, presentes en el aceite de oliva, en las dietas de personas prediabéticas, con síndrome plurimetabólico.

El proyecto de este trabajo que se iniciará el próximo mes ha merecido la concesión del primer premio de investigación que otorga la Fundación Colegio de Médicos y ha sido becado por la Fundación Española de Arteriosclerosis. Se trata de una muestra más de la intención de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, y con ello de sus profesionales, de impulsar la investigación básica y aplicada sobre esta enfermedad, aumentando la coordinación entre los distintos proyectos en marcha y propiciando nuevas líneas de investigación. Además, cabe recordar la apuesta de la Junta de Andalucía por el consumo del aceite de oliva y los beneficios que éste aporta a la salud de los ciudadanos.

El estudio, que se prolongará durante dos años, busca confirmar los efectos beneficiosos del aumento del consumo de aceite de oliva en esta población para conseguir, con una nutrición de tipo mediterráneo (acompañada de ejercicio físico), el retraso de la diabetes en este colectivo de riesgo.
Más concretamente, el estudio se propone constatar que en dietas isocalóricas el incremento proporcional de ácidos grasos monoinsaturados tiene efectos beneficiosos sobre la acción de la insulina, la disfunción endotelial, el estado procoagulante y el incremento del estrés oxidativo de estos pacientes.

El grupo de enfermos prediabéticos normalmente tienen obesidad centrípeta, niveles de triglicéridos mayores de 150 mg/dl, padecen hipertensión e intolerancia progresiva a los hidratos de carbono, entre otros parámetros. Se trata, por tanto, de personas que necesitan de una atención precoz, con alto riesgo cardiovascular y de desarrollar en los próximos años diabetes tipo 2, una probabilidad que aumenta en torno a un 8 % anualmente.


En este sentido, el autor del estudio, el doctor Juan Antonio Paniagua González, que trabaja en el Centro de Salud de Ciudad Jardín de Córdoba, destacó que “el tratamiento nutricional es un componente básico dentro de la atención integral del estado prediabético y del síndrome plurimetabólico”.
Frente a la apuesta por el aceita de oliva que hace este trabajo, la Asociación de Diabetes Americana (ADA) recomienda el incremento en la ingesta de hidratos de carbono (pan, cereales, pastas, patatas, legumbres) en sustitución de las grasas saturadas en personas prediabéticas. De este modo, el estudio también permitirá comparar la propuesta americana con la mediterránea y detectar con cuál de las dos se obtienen mejores resultados.
Una veintena de pacientes de entre 30 y 65 años con criterios de síndrome metabólico y una intolerancia hidrocarbonada participarán en este trabajo repartidos en dos grupos de diez personas que se someterán a dos dietas distintas durante medio año. Mientras uno de los grupos tomará la dieta alta en hidratos de carbono en los tres primeros meses, los otros pacientes tomarán una dieta alta en grasas monoinsaturadas, que se intercambiarán los tres últimos meses.

Hasta el momento, los estudios desarrollados por la Unidad de Lípidos del Reina Sofía han mostrado evidencias científicas que ponen de manifiesto que la dieta mediterránea rica en aceite de oliva mejora el metabolismo de la glucosa al incrementar la sensibilidad a la insulina. El consumo de dietas enriquecidas en grasa monoinsaturada se relaciona con menores tasas de enfermedades coronarias, especialmente en los países mediterráneos, unos efectos saludables que también repercuten en el colesterol, la oxidación de lipoproteínas, los efectos de la coagulación y el endotelio.
Finalmente, el doctor Paniagua destacó que el elevado incremento de las complicaciones asociadas a la hiperglucemia, pues afecta a órganos como los ojos y los riñones y a los nervios periféricos, justifica la importancia de este trabajo.

Además de Juan Antonio Paniagua, en este estudio participan otros cuatro médicos más de Atención Primaria como son Juan José García, Remedios Vigara, Antonio Gálvez y Alfredo Ortiz. También colaboran investigadores de la Unidad de Lípidos del hospital universitario cordobés entre los que se incluyen el director médico del Reina Sofía, José López Miranda, los doctores Fuentes y Fernández de la Puebla, así como el coordinador de esta unidad y decano de la Facultad de Medicina, Francisco Pérez Jiménez.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2020 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.