Responsive menu mobile icon

Prevención de las adicciones en el ámbito educativo

La Ley 4/1997 de prevención y asistencia en materia de drogas en su Título II, dedicado a la prevención, artículo 8.2. dispone que “Todos los centros docentes de la comunidad autónoma de Andalucía establecerán en sus planes anuales el conjunto de actuaciones, tanto de desarrollo curricular como actividades extraescolares y complementarias, en orden a concienciar a los alumnos y alumnas acerca de la importancia de tener hábitos saludables, y de las consecuencias que conlleva para las personas y la sociedad el consumo de las sustancias a que se refiere la presente Ley”.

La prevención del consumo de drogas es una de las áreas de actuación prioritarias del III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones 2016-2021, en la que se concretan propuestas de actuación coherentes con las estrategias y los planes de acción nacional y europeos.

Como norma general, la prevención en el ámbito educativo requiere ajustarse a la normativa reguladora vigente (Decreto 312/2003, de 11 de noviembre (59.86 KB) establece las actuaciones de prevención de las drogodependencias y adicciones en el medio educativo) y además a:

  • la colaboración de toda la comunidad Educativa, alumnado, profesorado, familias,
  • la utilización de materiales evaluados
  • la adaptación de la intervención a las necesidades del alumnado,
  • la formación sobre drogas del profesorado
  • y la reorganización del proyecto del centro educativo.

La evidencia científica apoya la eficacia de los programas impartidos en la escuela. Las prevalencias de consumo de sustancias psicoactivas detectadas en adolescentes y jóvenes y las conductas de riesgo asociadas a éstas, hacen necesaria la intervención preventiva a edades tempranas. La Organización Mundial de la Salud (OMS, 1993) denominó a las Habilidades para la vida como “aquellas destrezas que permiten que los y las adolescentes adquieran las aptitudes necesarias para su desarrollo personal y para enfrentar de forma efectiva a los retos de la vida diaria”. Estas habilidades han demostrado ser eficaces en una amplia gama de conductas de riesgo: el consumo de drogas, el embarazo adolescente, las infecciones de transmisión sexual, y la violencia.

La Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España, ESTUDES. Se lleva a cabo de forma bienal, desde 1994, en estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años. Para su realización se cuenta con la colaboración de las Comunidades y Ciudades Autónomas. ESTUDES tiene por objetivo recabar información de valor para diseñar y evaluar políticas dirigidas a prevenir el consumo de drogas y otras adicciones y los problemas derivados del mismo, que se orientan principalmente al medio familiar y/o escolar. Esta información complementa a la que se consigue a través de otras encuestas e indicadores epidemiológicos.

Programas de prevención educativos

La OMS recomienda que los programas educativos de consumo de sustancias sean interactivos, implicando el intercambio de ideas y experiencias en la población estudiantil a la que van dirigidos. El desarrollo de habilidades, la práctica de habilidades y la retroalimentación son también elementos importantes de los programas educativos en consumo de sustancias (OMS, 2002). Es importante que los programas sean sostenidos a través del tiempo para la efectividad del cambio de comportamiento (OMS, 2002).

El Programa Educativo para la Promoción de Hábitos de Vida Saludable en el que colaboran la Consejería de Educación y Deporte, la Consejería de Salud y Familias, el Servicio Andaluz de Salud y la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, está destinado a los centros docentes de Andalucía sostenidos con fondos públicos, con excepción de los universitarios en sus dos modalidades: Creciendo en Salud para centros que imparten enseñanzas de educación infantil, educación especial y educación primaria, o Forma Joven en el ámbito educativo para centros educativos que imparten enseñanzas de educación secundaria (obligatoria y postobligatoria).

En las líneas de intervención del ámbito competencial de adicciones, los centros educativos podrán contar con el asesoramiento y apoyo de profesionales del Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones, en función de los recursos disponibles.

La inscripción en cada uno de los programas se realiza exclusivamente a través del programa de gestión SÉNECA de la Consejería de Educación y Deporte del 1 al 30 de septiembre.  Los centros participantes en los programas educativos están regulados por las Instrucciones de 30 de junio de 2014 de la Secretaría General de Educación y por las Instrucciones Complementarias de 15 de julio de 2015 de la Secretaría General de Educación y Formación Profesional.

Otras estrategias de prevención

Existen otras estrategias de prevención, además de los programas antes mencionados, que implican a toda la comunidad educativa. Se llevan a cabo fuera del horario lectivo y tienen un carácter voluntario para todo el alumnado del centro y, en ningún caso, forman parte del proceso de evaluación por el que pasan para la superación de las distintas áreas o materias curriculares que integran los planes de estudio.

Las recomendaciones para el desarrollo de este tipo de actividades se especifican en el Anexo IV de los programas educativos para la promoción de Hábitos de Vida Saludable.

Fecha de actualización
01/10/2019