Diseño de la BBDD

Descripción básica

La base de datos de pruebas analíticas del Módulo de Pruebas Analíticas (MPA) de la Historia de Salud Digital de Andalucía (DIRAYA), desarrollada por el Grupo de Nomenclatura y Codificación (GNC), consiste básicamente en un listado completo y ordenado de todas las posibles pruebas de laboratorio clínico que se generan en la práctica asistencial, incluyendo para cada prueba los campos de información necesarios para definir, con el máximo detalle, qué se determina, dónde se determina y cómo se determina. Toda esta información es fundamental para tener un histórico único de pruebas de laboratorio en la historia clínica electrónica, con independencia del laboratorio clínico que las haya realizado.

Su finalidad fundamental es servir de lenguaje común para transferir información relativa a pruebas de laboratorio (peticiones y resultados) entre el MPA y los distintos sistemas de información de laboratorio (SIL) integrados en DIRAYA, de tal forma que cada SIL mantiene su autonomía para utilizar la nomenclatura y las metodologías analíticas más adecuadas a su medio pero, al intercambiar información con DIRAYA, la base de datos del MPA actúa como traductor de los “dialectos” locales a un único lenguaje común que permite integrar la información de distintos laboratorios en un histórico único de resultados. Este modelo puede aplicarse en cualquier otro entorno de historia de salud digital, SIL, etc.

En el diseño de la base de datos también hemos tenido en cuenta el efecto que, en un histórico de resultados, podían tener las variaciones ocasionadas por el uso de las diferentes metodologías utilizadas en los laboratorios clínicos para la determinación de una misma magnitud biológica. Estas variaciones se pueden recoger mediante el uso de normas de nomenclatura sistemática. No obstante, este tipo de nomenclatura, si se quiere ser muy exhaustivo en la recogida de datos, resulta poco práctica para su uso en la rutina asistencial diaria. Para resolver este doble requisito, recoger una completa información metodológica pero sin complicar el uso asistencial del MPA, optamos por crear dos niveles de codificación, uno clínico y otro de laboratorio, siendo esta doble codificación una de las principales características que confieren entidad propia al diseño de esta base de datos.

Para el nivel de codificación clínico creamos los Códigos de Laboratorio Clínico (CLC) destinados a listar las pruebas de laboratorio con nomenclatura tanto convencional como sistemática, pero especificando solo la metodología imprescindible para su uso asistencial en la práctica diaria. Tras este primer nivel de codificación hemos creado un segundo nivel, donde a cada CLC le corresponden uno o varios códigos del Grupo de Nomenclatura y Codificación (GNC) que recogen, en nomenclatura sistemática y de forma exhaustiva, las variantes metodológicas que pudieran justificar variaciones en los resultados al hacer un seguimiento histórico de los mismos. Este doble sistema de codificación permite incorporar la enorme variabilidad metodológica que existe en los laboratorios clínicos, sin complicar el uso asistencial del MPA en la práctica diaria.

Para la nomenclatura sistemática de las pruebas de laboratorio nos basamos, como diseño básico, en las normas de terminología NPU de IUPAC-IFCC (International Union of Pure and Applied Chemistry-International Federation of Clinical Chemistry) (www.iupac.org/body/702; www.ifcc.org/ifcc-scientific-division/sd-committees/c-npu/). Con este tipo de nomenclatura sistemática, los elementos que definen una propiedad o analito son el Sistema, el Componente y el Tipo-de-propiedad, cada uno de ellos con especificaciones si procede. Todos estos ítems se ordenan de la siguiente forma:

Sistema(espec.)--Componente(espec.); tipo-de-propiedad(espec.) = Valor · Unidad

Esta estructura es la recomendada por IUPAC-IFCC en su manual “Compendium of terminology and nomenclature of properties in clinical laboratory sciences. Silver Book, 1995” y en la serie de documentos “Properties and units in the clinical laboratory sciences”.

No obstante el catálogo IUPAC-IFCC se queda corto para nuestras necesidades ya que no incluye la codificación metodológica que requiere nuestro modelo, ni concreta de forma sistemática las reglas de escritura y ordenación para las diferentes especificaciones. Además, el catálogo del GNC es un catálogo basado en la práctica asistencial que requiere codificar tanto la solicitud de pruebas como los resultados y el modelo IUPAC-IFCC está orientado básicamente a sistematizar los informes. Por lo tanto, partiendo de la estructura básica de nomenclatura sistemática que define una propiedad con las reglas IUPAC-IFCC, hemos añadido las normas necesarias para, de una forma reglada y sistemática, poder recoger toda la información metodológica requerida por nuestro modelo, tanto a nivel de CLC como de GNC, dejando establecido normas de escritura para todas las posibles especificaciones. De esta forma, nuestros códigos muestran un mayor grado de detalle al especificar más información en la nomenclatura sistemática que la recogida en la codificación IUPAC-IFCC y, por otro lado, además de la unidad internacional (UI) recomendada por IUPAC-IFCC, hemos establecido para cada parámetro una unidad convencional (UC) y el factor de conversión (FC) entre ambas unidades, así como el número de decimales adecuado para cada una.

Siempre que ha sido posible, los códigos de la base de datos del GNC están trazamos tanto a códigos IUPAC-IFCC como a códigos LOINC®, otro de los sistemas de nomenclatura sistemática más utilizados en los laboratorios clínicos (www.loinc.org). Esta trazabilidad permite comparar la información almacenada en MPA de DIRAYA con la de otras historias electrónicas, tanto nacionales como internacionales, que utilicen códigos IUPAC-IFCC o LOINC® aunque, por los diferentes alcances y diseños, solo un 60% de los códigos GNC son trazables a estos sistemas de codificación.

Para cada prueba, además de su nombre convencional y de su denominación utilizando nomenclatura sistemática, hemos incluido los sinónimos de uso más frecuente en la bibliografía.

En el siguiente listado se resumen los campos que componen cada registro de la base de datos de pruebas de laboratorio clínico del GNC:

Campos de clasificación:

Campos de CLC:

Campos de GNC:

Para la cumplimentación de la base de datos hemos seguido, siempre que estaban disponibles, recomendaciones de sociedades científicas o de organismos internacionales de estandarización y nomenclatura. Adicionalmente hemos creado, basándonos en las recomendaciones generales de IUPAC-IFCC, la normativa necesaria para sistematizar toda la información recogida en nuestra base de datos.

Ordenación de los registros

Los registros de la base de datos de pruebas de laboratorio del GNC tienen varios sistemas de ordenación con diferentes finalidades.

El principal sistema de ordenación es el que configura el campo “Código de edición”. Este código es un campo numérico con 11 dígitos que se forman concatenando los dígitos de los códigos utilizados para identificar los cuatro niveles de clasificación de la base de datos (área, sección, subsección y clase). Cada uno de estos códigos es de dos dígitos y a ellos se añaden los tres dígitos del campo “Orden de edición”. Por lo tanto, la ordenación básica mantiene una estructura jerárquica de 4 niveles, con un orden de edición específico definido después del último escalón jerárquico (clase). Gráficamente sería:

Este código de edición es el utilizado por MPA para ordenar las pruebas tanto en las pantallas de petición como en las de resultados, de tal forma que todos los usuarios de MPA siempre encuentran las pruebas ordenadas de la misma forma, con independencia del laboratorio que las haya realizado. La denominación de cada nivel de codificación y su ordenación es propia del Grupo de Nomenclatura y Codificación. Esta ordenación de pruebas es una de las características diferenciadoras de nuestra base de datos frente a otros modelos de nomenclatura sistemática.

Además de esta ordenación jerárquica, destinada a definir el orden de edición de cada prueba, también disponemos de una clasificación conceptual de las pruebas según su utilización como prueba independiente o formando parte de un grupo. Según esta clasificación, las pruebas se dividen en:

Una prueba cualquiera puede ser huérfana y/o hija, según su utilización de forma aislada o dentro de un grupo. La definición de los grupos de pruebas, así como de las pruebas hijas que los componen, también forma parte del contenido de la base de datos del GNC. En una tabla adicional al listado principal de prueba se recogen todos los grupos y las pruebas que pueden componer cada uno, lo que permite asignar un orden de edición particular dentro del grupo a las pruebas que lo componen y, al mismo tiempo, permite formar el grupo con pruebas hijas que están clasificadas en áreas diferentes del listado general. De esta forma, las pruebas padres se editan según el código de edición del listado general pero las pruebas hijas lo hacen, no por el código de edición del listado general, sino por el orden de edición definido dentro de cada grupo en esta tabla adicional. Esta pruebas hijas, cuando se utilizan como pruebas huérfanas fuera del grupo, sí que utilizan el código de edición del listado general. Por lo tanto, el orden de edición de todas las pruebas, ya sean huérfanas, padres o hijas, está definido en la base de datos del GNC. Las pruebas padres o cabeceras de grupos, siempre aparecen en negrita en los listados para facilitar su identificación.

Por último, como elemento de ordenación también se utilizan los dos dígitos finales de los códigos GNC. Como ya hemos comentado, cada CLC se corresponde con uno o varios GNC, según la diversidad metodológica que tenga la prueba. Los códigos CLC se componen de las letras CLC y 5 dígitos, que no tienen ningún significado específico (Ej. CLC00267). Todos los códigos GNC correspondientes a este CLC se componen de las letras GNC, de los mismos 5 dígitos del CLC y de dos dígitos adicionales de orden, separados por un guión (Ej. GNC00267-01, GNC00267-02, etc.).

En resumen, el sistema de clasificación fundamental de las pruebas dentro de la base de datos es el que conlleva la creación del código de edición, completándose los sistemas de ordenación con la tabla de grupos y los dígitos de orden de los GNC.

Por último, aclarar que la base de datos está en formato Excel y, cuando un CLC tiene varios GNC, aparece el mismo CLC repetido en varias filas consecutivas ya que cada GNC representa una fila del Excel.

La propiedad intelectual del diseño de esta base de datos está registrada por el Grupo de Nomenclatura y Codificación del Servicio Andaluz de Salud en el registro territorial de la propiedad intelectual de Andalucía (Ref. SE-1080-10), pero sus códigos y su nomenclatura pueden usarse libremente siempre que no haya ánimo de lucro y se cite expresamente la autoría del GNC, añadiendo una referencia a IUPAC-IFCC como base del sistema de nomenclatura (Ver requisitos a cumplir para la descarga de la base de datos del GNC).

Equipo Provincial TIC de Córdoba  |  Subdirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones  |  Servicio Andaluz de Salud  |  Consejería de Salud