Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Linkedin
Buscador
Abrir sesion

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El Hospital Reina Sofia ha tratado a unos 150 pacientes por exceso de sudoración en los últimos tres años

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< El Hospital Reina Sofía incorpora la resonancia magnética para realizar un diagnóstico más preciso del cáncer de mama
14 agosto 2008 12:35 Antiguedad: 13 yrs

El Hospital Reina Sofia ha tratado a unos 150 pacientes por exceso de sudoración en los últimos tres años

La medicación más eficaz para la hiperhidrosis consiste en la aplicación de toxina botulínica, que logra paralizar la sudoración patológica sin necesidad de recurrir a la cirugía


El servicio de Dermatología del Hospital Universitario Reina Sofía ha administrado tratamientos en los últimos tres años a cerca de 150 pacientes con hiperhidrosis para controlar temporalmente el exceso de sudoración y mejorar su calidad de vida. 

En los casos en que la secreción abundante se localiza en la planta de los pies, la planta de las manos y las axilas, el tratamiento más efectivo consiste en la aplicación de toxina botulínica, que paraliza la sudoración patológica sin recurrir a la cirugía. Este tratamiento se administra por medio de inyecciones locales y bajo anestesia y/o sedación, salvo en las axilas, donde no es necesaria. Tras su aplicación, los síntomas remiten en una semana y se mantienen de cuatro a seis meses.

Con frecuencia, las personas con hiperhidrosis palmar y axilar prueban otras técnicas antes de decidirse por la aplicación de toxina botulínica, tales como la aplicación tópica de sustancias que actúan contra el sudor (sales minerales) o el bloqueo de la sudoración mediante iones -iontoforesis-.

Cirugía

Cuando ninguno de estos tratamientos resulta adecuado, se puede intervenir quirúrgicamente al paciente para eliminar el ganglio nervioso que provoca la secreción sudoral, impidiendo que se transmita la señal correspondiente para el aumento de la producción de sudor. Este tipo de cirugía, que ofrece resultados definitivos, puede conllevar hiperhidrosis compensatoria; es decir, que se soluciona el problema de la sudoración en la zona afectada pero se intensifica en otra. 

Para las situaciones de hiperhidrosis en el rostro, los especialistas del complejo sanitario cordobés aplican un novedoso tratamiento que ya han recibido alrededor de 50 pacientes con un éxito de resultados que se aproxima al 70% y  que consiste en la aplicación del principio activo de glicopirrolato. La concentración de esta sustancia puede oscilar entre el 0,5 y el 2% y al inicio se aplica dos veces al día, reduciéndose las sesiones paulatinamente. 

Sudoración

La hiperhidrosis afecta al 2% de la población y se produce por una mala regulación de la temperatura corporal. En estos casos, el organismo detecta de forma errónea que la temperatura es más elevada de lo normal y activa el mecanismo de sudoración para enfriar el cuerpo. 

El sudor se desencadena por aumento de la temperatura ambiental, ejercicio físico, situaciones de estrés y comidas ricas en especias. Lo habitual es que se presente durante el día y se reduzca en el transcurso de la noche. La piel de las zonas afectadas suele ser rosada o blanco azulada y en los casos más graves puede estar macerada, fisurada o descamativa. 

Los especialistas señalan la importancia de distinguir entre sudación normal o fisiológica, que necesariamente se produce para mantener el control interno de la temperatura, y la patológica.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

1999-2021 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.