Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El Hospital Reina Sofía trata a cerca de 60 adultos y niños diabéticos con infusores de insulina subcutánea

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< La Sociedad Española de Cardiología premia un trabajo del Hospital Reina Sofía sobre terapia celular
14 enero 2009 14:30 Antiguedad: 11 yrs

El Hospital Reina Sofía trata a cerca de 60 adultos y niños diabéticos con infusores de insulina subcutánea

Estos dispositivos están indicados en niños y adultos con diabetes tipo 1 que presentan dificultades para ser controlados con las pautas habituales de tratamiento


El Hospital Universitario Reina Sofía trata en estos momentos a 59 pacientes con diabetes tipo 1 mediante sistemas de infusión subcutánea de insulina que sustituyen la función del páncreas y les permite llevar un buen control de su enfermedad. Del total de enfermos tratados, 41 son adultos y 18 niños.

Paciente utilizando sistemas de infusión subcutánea de insulina

Esta terapia, que forma parte del Plan Integral de Diabetes de Andalucía de la Consejería de Salud, resulta muy eficaz en el control de los pacientes que presentan serias dificultades para el manejo de su enfermedad con las pautas de tratamiento tradicionales; es decir, no están indicadas para todos los pacientes diabéticos tipo 1.

En el caso de los adultos, estos dispositivos son muy útiles para las mujeres diabéticas que desean planificar su embarazo y no consiguen alcanzar niveles de glucemia adecuados, así como también para otras personas con mal control metabólico de su enfermedad a pesar cumplir los tratamientos convencionales.

En el caso de los adultos, 10 mujeres que han sido o van a ser madres usan los infusores de insulina en estos momentos, 23 personas lo emplean por descompensaciones graves y diabetes inestable, 5 por el 'fenómeno del alba' -hiperglucemia matutina que es más frecuente en niños y adolescentes- y 3 personas más por otras indicaciones.

El endocrino Rafael Palomares, facultativo responsable del seguimiento de estos dispositivos en los pacientes adultos, ha destacado como principales ventajas un mejor control de la glucemia, menor incidencia de hipoglucemias severas y mayor flexibilidad en los hábitos de vida y horario de comidas.

Además, ha explicado que 'los pacientes con estos infusores deben realizarse muchos análisis de glucemia capilar, pues el dispositivo no mide la glucosa en sangre'. Estas personas desarrollan las habilidades necesarias para el correcto manejo del infusor y de su enfermedad y mantienen unas adecuadas condiciones de asepsia para evitar infecciones en el punto de inserción del catéter.

Niños con infusores

Por su parte, el pediatra endocrinólogo Joaquín Gómez Vázquez ha apuntado que 'no hay edad de inicio límite para esta terapia, pues va a depender de la educación diabetológica del niño y la familia. Actualmente, los niños más pequeños con infusores de insulina tienen entre 4 y 5 años'. 

Los infusores ayudan a controlar muy bien la diabetes tipo 1 en niños y permite tranquilizar a los padres. En este sentido, ha señalado que los pequeños y jóvenes 'están acostumbrados a manejar ordenadores, móviles y otras nuevas tecnologías y, por ello, es asombroso lo pronto que aprenden a manejar el dispositivo'.

Esta terapia se indica a los niños con inadecuado control de la diabetes y también cuando precisan múltiples dosis de insulina -que pueden llegar hasta las 7 u 8 inyecciones al día-.

Educación diabetológica 

El sistema de infusión subcutánea de insulina es sencillo de usar para el paciente y requiere de asesoramiento previo que recibe en el hospital. De la educación diabetológica de adultos se ocupa la enfermera Rosa Adam -también colaboran especialistas y monitores de las empresas que elaboran estos dispositivos- y en el caso de los niños se encargan las enfermeras Natividad García y Obdulia Carrasco. La implantación de los sistemas se hace de forma ambulatoria, no es necesario hospitalizar al paciente.

Los infusores son equipos del tamaño de un móvil que se pueden colocar en el abdomen, glúteos o miembros inferiores. Facilitan el suministro regular de insulina de forma subcutánea y a modo de goteo durante todo el día (insulina basal). Además, permiten enviar dosis antes de las comidas principales (bolos de insulina), a fin de imitar el funcionamiento del páncreas mejor que con las inyecciones múltiples de insulina.

De esta forma, el aparato libera insulina de forma continua simulando la secreción del páncreas y, cuando va a hacer una comida, se programan las dosis acordes con los hidratos de carbono que va a consumir y los niveles de glucosa en sangre en ese momento.

La insulina se encuentra almacenada en un cartucho recargable y el mismo paciente se la administra mediante un sistema electrónico a través de un catéter conectado a una cánula de inserción subcutánea que se cambia cada tres días. Según las necesidades del paciente, éste puede suspender la infusión temporalmente para realizar ejercicio, ir a la playa, su aseo diario, etc.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.