Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - Salud recuerda la importancia de la prevención de la enfermedad renal aguda con motivo del Día Mundial del Riñón

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Profesionales del Hospital Reina Sofía tratan de prevenir nuevos eventos cardiovasculares en un millar de pacientes con alto riesgo
14 marzo 2013 14:33 Antiguedad: 6 yrs

Salud recuerda la importancia de la prevención de la enfermedad renal aguda con motivo del Día Mundial del Riñón

Esta patología, asociada a factores de riesgo como la diabetes o la hipertensión, puede ocasionar lesiones cardiovasculares y evolucionar a la diálisis o al trasplante


En el Día Mundial del Riñón, que se celebra hoy, la Consejería de Salud y Bienestar Social ha querido recordar la importancia de la prevención de la enfermedad renal aguda. La delegada del ramo en Córdoba, María Isabel Baena, ha asistido a una mesa informativa que la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER-Córdoba) ha instalado en el centro de especialidades Avenida de América para informar a la población sobre esta enfermedad.

María Isabel Baena, en el centro, celebra el Día Mundial del Riñón con otros responsables sanitarios y Alcer
María Isabel Baena, en el centro, celebra el Día Mundial del Riñón con otros responsables sanitarios y Alcer

Inicia la descarga del ficheroampliar imagen (jpg 154 Kb)

Baena ha estado acompañada por el presidente de ALCER-Córdoba, José María Reifs, el responsable de Nefrología del Hospital Reina Sofía, Pedro Aljama, y los gerentes del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir, José Manuel Cosano, y del Hospital Universitario Reina Sofía, José Manuel Aranda. Los profesionales de atención especializada y atención primaria, junto con el colectivo de pacientes representados en ALCER-Córdoba aúnan cada año sus esfuerzos para que la población sea consciente de la importancia de cuidar los riñones, órganos vitales. La Sociedad Internacional de Nefrología y la Fundación de Federaciones Renales impulsan también este mensaje de prevención. 

La delegada ha destacado que no conviene olvidar que la enfermedad renal crónica representa uno de los principales problemas de salud pública del siglo XXI, tanto por su elevada prevalencia como por los problemas de salud asociados. Muchas personas desconocen que tienen esta enfermedad, cuando su riesgo es mucho mayor que el de la población sana de desarrollar lesiones cardiovasculares y evolucionar a la diálisis o al trasplante. La clave para el diagnóstico temprano y control de esta patología pasa por vigilar los factores de riesgo, fundamentalmente la diabetes y la hipertensión.

Además, ajustandose al lema de este año, ‘Riñones para vivir: Paremos la Insuficiencia Renal Aguda’, Baena ha hecho hincapié en las medidas a tener en cuenta para evitar o hacer frente al facaso renal agudo, que consiste en un deterioro muy rápido de la función renal que es preciso combatir “manteniendo una buena hidratación con líquidos para reponer la pérdida de agua y otros nutrientres”. 

Además, coincidiendo con esta efeméride, el complejo sanitario ha llevado a cabo esta semana un nuevo trasplante renal de donante vivo. La donante ha sido una mujer de 40 años que ha regalado uno de los riñones a su marido, de 41 años. Ambos se encuentran hospitalizados en estos momentos y se recuperan satisfactoriamente. La extracción renal se ha realizado por laparoscopia.

Una enfermedad asintomática

Por su parte, el responsable de Nefrología del Reina Sofía, Pedro Aljama, ha explicado que la enfermedad renal aguda se suele relacionar con la deshidratación (gastroenteritis, vómitos o diarreas que provocan la pérdida de líquidos y que éstos no se repongan correctamente), así como el abuso de ciertos medicamentos (antiinflamatorios y antibióticos) y, además, con otras enfermedades sistémicas (que afectan especialmente a la población mayor, como la diabetes o la hipertensión). 

El especialista insiste en la conveniencia de “estar atentos cuando se da alguna de estas circunstancias, ya que la enfermedad es asintomática. Lo habitual es que el fallo renal remita cuando se corrija la causa que lo provocó, aunque si se prolonga mucho en el tiempo y no se termina de recuperar el paciente se dificulta que el riñón retome su función habitual y eso predispondría para el desarrollo de la enfermedad renal crónica, que puede derivar en un deterioro severo del riñón y en la necesidad de recurrir a la diálisis o al trasplante”. 

Además, el doctor Aljama insta a cuidarse especialmente a la población mayor y a los niños muy pequeños, en los que las descompensaciones pueden ser el origen de fracaso renal agudo.

Actividades de concienciación

Entre otras actividades previstas para hoy en torno a este día destaca el taller de actualización ya tradicional que se desarrolla en el Hospital Reina Sofía, con la asistencia de profesionales de Primaria y Especializada, para revisar las novedades en el tratamiento de la enfermedad renal. A esto se suma una charla-coloquio en el salón de actos Caja Sur (sede de Reyes Católicos) sobre cómo evitar la enfermedad renal, en la que participarán el doctor Aljama, otros facultativos del centro y el presidente de ALCER. 

Además, al igual que otros años, se han previsto diversas actividades en Córdoba y la provincia para ofrecer información y concienciar a la sociedad. Para ello, ALCER instalará mesas informativas en distintos puntos de la ciudad y la provincia. Por otra parte, personal sanitario voluntario de los centros de diálisis tomará la tensión a quienes se acerquen.

Incidencia

La enfermedad renal puede afectar en la provincia de Córdoba a alrededor de 80.000 personas –aunque posiblemente más de la mitad desconozca que la padece-, de las que unas 500 se tratan con diálisis y, de ellas, alrededor de 65 se encuentran a la espera de un trasplante en estos momentos (el procedimiento de la diálisis sustituye temporalmente la función de los riñones y muchos de estos pacientes, a corto o medio plazo, reciben un trasplante renal). 

Los riñones tienen una función vital en el cuerpo humano: eliminan el exceso de líquido y los productos de desecho, equilibran los compuestos químicos, ayudan a controlar la tensión arterial, contribuyen a generar glóbulos rojos y a fortalecer los huesos. Los daños en estos órganos se pueden detectar mediante un sencillo análisis de orina –investigando la presencia de proteínas- o mediante un análisis de sangre que determina los niveles de creatinina.

Consulta donante vivo

El servicio de Nefrología del complejo sanitario cuenta con una consulta semanal dedicada a organizar y gestionar todos los trámites que implica la donación de vivo, que es atendida por la nefróloga María Luisa Agüera. En ella, se citan al donante y receptor para explicarles los posibles riesgos y ventajas de la donación de vivo y someterles a las pruebas cruzadas para saber si son compatibles. 

En el supuesto de que se confirme la compatibilidad, el proceso se inicia con la realización de un estudio psicológico, cardiaco, urológico, inmunológico y ginecológico –en el caso de la mujer-, así como pruebas de imagen y una analítica completa. Todos estos resultados se presentan en una sesión médico-quirúrgica y, si recibe el visto bueno de los profesionales, se continúa con los trámites propios de este tipo de intervenciones. 

En este sentido, los siguientes pasos tienen que ver con la reunión del Comité de Ética Asistencial –que certifica que todo está en orden y la donación se realiza de manera altruista-, el consentimiento judicial y, por último, la realización de las pruebas de anestesia y programar el día de la intervención. 

Todas estas actuaciones se llevan a cabo en unos tres meses aproximadamente y se coordinan desde esta nueva consulta, que ha permitido agilizar todos los trámites de cara a efectuar los trasplantes de donante vivo. A lo largo de la historia del Hospital Reina Sofía se han realizado 36 trasplantes renales de donante vivo. Concretamente el pasado año se llevaron a cabo un 133% más de trasplantes renales de donante vivo que en el ejercicio anterior, ya se efectuaron siete injertos de este tipo frente a los tres practicados en 2011. Por otra parte, en lo que va de año se han efectuado nueve trasplantes renales (uno de ellos de donante vivo).

Consulta trasplante renal

Además, el hospital dispone de una consulta diaria (de lunes a viernes) para el seguimiento de los pacientes trasplantados de riñón. Por ella pasan cada día una veintena de pacientes que son atendidos en acto único para limitar sus visitas al hospital –especialmente teniendo en cuenta que algunos se desplazan desde otras provincias-. 

Inmediatamente después del recibir el trasplante, los pacientes se revisan con mucha frecuente hasta que las visitas se van espaciando hasta los seis meses como máximo. El objetivo de esta atención continuada, en la que juega un papel clave la enfermería y donde se ofrece un trato muy personalizado, es controlar los niveles de fármacos para poder adelantarse a un posible rechazo del órgano o cualquier complicación que pueda surgir. A los pacientes también se les pueden resolver las dudas sin necesidad de acudir al hospital por medio de una consulta telefónica.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.