Javascript está deshabilitado. Para el correcto funcionamiento de esta web, recomendamos que esté activo Javascript 2.3.6. Cáncer colorrectal | Servicio Andaluz de Salud

Responsive menu mobile icon

2.3.6. Cáncer colorrectal

Proceso cáncer colorrectal

Definición

Secuencia coordinada de actuaciones de diagnóstico precoz, terapéuticas y de cuidados dirigidas a personas con sospecha o diagnóstico de cáncer colorrectal procedentes de cualquier ámbito asistencial (AP, AH), así como un seguimiento adecuado de acuerdo con los diferentes momentos del curso de la enfermedad tanto a los pacientes como a sus familias

Límite de entrada:

  • Persona con signos y/o síntomas de sospecha de cáncer colorrectal:
    • Hemorragia digestiva baja (en menores de 40 años sin datos de patología anal benigna).
    • Anemia ferropénica (en mujeres fértiles de causa no ginecológica y sangre oculta en heces (SOH) positiva).
    • Alteración hábito intestinal de más de seis semanas de evolución (en personas menores de 40 años, acompañado de anemia o hemorragia digestiva baja).
    • Masa detectada en palpación abdominal.
    • Masa palpable en tacto rectal.
    • Hallazgo de CCR por técnica diagnóstica.
  • Persona con diagnóstico de certeza de cáncer colorrectal (biopsia positiva).
  • Persona entre 50 y 69 años, con SOH positivo, realizado dentro de un programa de cribado poblacional de cáncer colorrectal. 
  • Persona con criterios de alto riesgo de cáncer colorrectal (familiar, hereditario o asociado a enfermedad inflamatoria intestinal).

Límite final:

  • Personas con sospecha diagnóstica en las que se descarta la presencia de cáncer colorrectal.
  • Rechazo del tratamiento.
  • Personas con enfermedad avanzada solo susceptible de cuidados paliativos.

Límites marginales:

  • Personas “largos supervivientes” * 
  • Tumores colorrectales no adenocarcinoma. 
  • Tumores del canal anal. 
  • Tumores de origen no colorrectal que invaden por contigüidad o metastásicos. 

* Largo superviviente. Personas tratadas con intención curativa, que han finalizado el período de seguimiento de 5 años sin evidencias de recaídas de la enfermedad y sin efectos secundarios a los tratamientos considerados específicos (cirugía, radioterapia y quimioterapia).

Criterios de oferta

En Atención Primaria

  • Se realizará historia clínica orientada a la identificación de signos y síntomas de alarma para cáncer colorrectal y una exploración completa incluyendo realización de tacto rectal, ante sospecha de cáncer de recto. 
  • Se valorarán los antecedentes personales, profundizando en la presencia de antecedentes familiares de cáncer colorrectal, hasta en 2 ó 3 generaciones. Es importante identificar el número de familiares afectos, el grado de parentesco y la edad en el momento del diagnóstico.
  • Se informará de forma clara y precisa del diagnóstico de sospecha, a la persona y/o su familia, dejando constancia documental en la Historia de Salud del paciente. Se facilitará el documento de Consentimiento Informado (CI) de colonoscopia.
  • Se solicitarán pruebas complementarias, que como mínimo serán:
    • Hemograma completo. 
    • Bioquímica básica. 
    • Estudio de coagulación. 
    • Metabolismo del hierro. 
    • Colonoscopia de acuerdo con el procedimiento normalizado establecido en el centro.
  • El tiempo total desde el momento de consulta con el sistema sanitario a la realización de la colonoscopia diagnóstica no debe ser superior a los 30 días.
  • Consulta de seguimiento y revisiones según cronograma especificado en el Proceso.

Colonoscopia de seguimiento (Apoyo al PAI cáncer colorrectal)

Adenomas colorrectales

En pacientes de bajo riesgo recomendar colonoscopia a los 10 años o recomendaciones según el cribado poblacional de Cáncer Colorrectal.

En pacientes de riesgo intermedio recomendar colonoscopia a los 3 años, que si fuese normal, se repetiría a los 5 años. En caso de 2 colonoscopias sin adenomas, se volvería a recomendaciones de cribado poblacional de Cáncer Colorrectal.

En pacientes de alto riesgo, recomendar colonoscopia al año.

Enfermedad inflamatoria intestinal

En los pacientes con pancolitis se debería realizar una colonoscopia tras 8-10 años de inicio de los síntomas.

A los pacientes con colitis izquierda, tras 15 años de inicio de los síntomas.

A los pacientes con colitis extensa debería efectuarse una colonoscopia cada 2 años durante la segunda década de evolución de la enfermedad, cada 1-2 años durante la tercera década y anual durante la cuarta década.

En los pacientes con colangitis esclerosante primaria (incluidos los que reciben un trasplante hepático) debería efectuarse una colonoscopia anual a partir del momento del diagnóstico.

Cáncer colorrectal 

En los pacientes con cáncer colorrectal se realizará una colonoscopia al año del diagnóstico y posteriormente a los tres años y a los cinco años de la anterior (es decir años 1, 4 y 9 tras el diagnóstico). En caso de detectarse lesiones se determinará el intervalo según las recomendaciones previas.

Síndromes polipósicos y síndromes hereditarios no polipósicos 

Se incluyen en síndromes polipósicos:

  • Poliposis adenomatosa familiar
  • Mutación del gen MYH
  • Síndrome de Peutz–Jeghers
  • Poliposis Juvenil
  • Síndrome de poliposis hiperplásica

Se incluyen en síndromes hereditarios no polipósicos

  • Cáncer colorrectal hereditario no polipósico o síndrome de Lynch
  • Cáncer colorrectal familiar tipo X

Ver documento de apoyo al PAI Cáncer Colorrectal Colonoscopia de seguimiento para detalle de cada uno de ellos.

Antecedentes familiares de cáncer colorrectal

Las personas con historia familiar de cáncer de colorrectal (sin criterios de síndromes hereditarios no polipósicos) deberían iniciar el cribado mediante colonoscopia a partir de los 40 años, o 10 años antes de la edad de diagnóstico del familiar afecto más joven.

En el caso de que sean 2 o más familiares de primer grado los afectados, debe realizarse colonoscopia cada 5 años a partir de los 40 años (o 10 años antes de la edad de diagnóstico del familiar afecto más joven).

Cuando hay solo un familiar de primer grado afecto de neoplasia colorrectal. Si el familiar fue diagnosticado antes de los 60 años, debe realizarse una colonoscopia cada 5 años a partir de cumplir 40 años (o 10 años antes de la edad de diagnóstico del familiar). Si fue a los 60 años o superior la recomendación será la misma que para riesgo medio, pero iniciándolo a los 40 años de edad.

Cuando los antecedentes de neoplasia colorrectal son sólo de familiares de segundo grado, la estrategia recomendada dependerá del número de familiares afectos. Con 2 o más familiares afectos la recomendación será la misma que para riesgo medio, pero iniciándolo a los 40 años de edad. Si es únicamente un familiar en segundo grado la recomendación será la misma que para la población de riesgo medio.
Cuando los antecedentes familiares son de familiares en tercer grado la recomendación será la misma que para la población de riesgo medio.

Actualización del cribado de cáncer colorrectal en Andalucía

Es un cribado poblacional dirigido a residentes en Andalucía con edades comprendidas entre 50–69 años.

  • Prueba de cribado: Sangre oculta en heces.
  • Periodicidad: La prueba se realiza cada 2 años a los participantes con resultado anterior negativo.

Criterios de exclusión del cribado

  • Antecedentes personales de cáncer colorrectal (CCR). Exclusión definitiva.
  • Sintomatología sospechosa de CCR: presencia de sangre en las deposiciones, cambios en hábitos intestinales durante más de 6 semanas, pérdida de peso o cansancio inexplicable o dolor/malestar abdominal persistente. Exclusión temporal.
  • Antecedentes familiares de CCR: 2 familiares de primer grado diagnosticados de CCR, o 1 familiar de primer grado diagnosticado de CCR antes de los 60 años. Exclusión definitiva.
  • Antecedentes de patología colorrectal tributaria de un seguimiento específico (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn o adenomas colorrectales, síndromes polipósicos, síndromes hereditarios no polipósicos). Exclusión definitiva.
  • Exploraciones colorrectales realizadas en los últimos 2 años. Exclusión temporal.
  • Situación terminal y/o invalidez grave que contraindique el posterior estudio del colon. Exclusión definitiva.

Comunicación de resultados

Se comunican por carta desde la Unidad de Gestión los resultados negativos (ausencia de sangre en heces), los resultados positivos de usuarios no pertenecientes al Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) y los resultados de repetición por errores técnicos de la prueba:

  • Resultado Negativo: Envío de carta notificando resultado y se volverá a citar a los dos años.
  • Resultado Error Técnico: Envío de carta notificando resultado y solicitud de repetición de prueba con reenvío de kit.
  • Resultado positivo en participantes no SSPA: Envío de carta notificando resultado de positividad y sugerencia de completar estudio por su aseguradora.

Los resultados positivos de usuarios del SSPA se notifican a través de Salud Responde que le dará una cita en su Centro de Salud.

El resultado de test también será conocido por el médico de atención primaria en Diraya, a través del Módulo de Pruebas Analíticas (MPA).

Las funciones del personal de enfermería cuando la prueba es positiva serían:

  • Informar del significado de una prueba de sangre oculta en heces positiva, poniendo en contexto las probabilidades y causas de falsos positivos (hemorroides y pólipos benignos) y explicando que para descartar o confirmar la presencia de CCR es necesario hacer otros estudios como la colonoscopia.
  • Valorar criterios de exclusión del cribado y valorar derivación al médico de atención primaria.
  • Informar sobre colonoscopia y hacer entrega del documento de Consentimiento Informado de la prueba: explicar para qué sirve la prueba, cómo se hace, cuánto tiempo dura la exploración, condiciones de sedación y seguridad de la prueba.
  • Explicar la preparación para la colonoscopia, haciendo entrega por escrito de esta información y del preparado para limpieza del colon.
  • Generar la citación en el hospital de referencia.
  • Recogida de información sobre factores que pueden implicar necesidad de sedación profunda durante la colonoscopia, siendo finalmente el médico endoscopista quien valorará la necesidad de poner sedación profunda.
  • Recomendaciones en personas que siguen tratamiento con anticoagulantes / antiagregantes o hierro oral.

Dependiendo de los resultados obtenidos en la Anatomía Patológica y en la colonoscopia, el paciente podrá volver al cribado poblacional o entrar en uno de los seguimientos específicos según patología. Para más información ver documentación de cribado de cáncer colorrectal en Andalucía.

Fecha de actualización
12/03/2020