Responsive menu mobile icon

Información para la ciudadanía

Las temperaturas muy extremas producen una pérdida de líquidos y de sales minerales necesarias para el organismo. Las personas afectadas de algunas enfermedades crónicas pueden sufrir deshidratación y agotamiento. Si esta situación se mantiene, puede tener graves consecuencias para la salud. La exposición al calor intenso tiene repercusiones muy graves para la salud.

Personas más sensibles al calor fuerte

  • Personas mayores de 65 años
  • Bebes y niños menores de 5 años
  • Personas obesas
  • Personas con enfermedades respiratorias y cardíacas
  • Personas con trastornos mentales
  • Personas que realizan un sobreesfuerzo físico
  • Personas que toman medicamentos diuréticos, hipotensores, antidepresivos, psicotropos,..

Consejos generales

En casa:

  • Tome agua aunque no tenga sed, un vaso (200ml) cada 2 horas, zumos y bebidas frescas.
  • No tome bebidas con alcohol.
  • Coma según su costumbre, mejor frutas y legumbres verdes, evite las comidas calientes y pesadas.
  • Permanezca en los lugares más frescos de la casa.
  • Cierre las ventanas y cortinas de las fachadas expuestas al sol, ábralas de noche para que corra el aire.
  • Tome baños y duchas o utilice toallas húmedas sobre la piel para refrescarse.
  • Ofrezca agua a los niños con frecuencia y siempre que se despierten durante la noche.
  • Prepare los biberones en el momento de darlos.
  • Use el aire acondicionado, o en su defecto, ventiladores.
  • Si no tiene aire acondicionado, procure ir a lugares públicos con refrigeración.

En la calle:

  • Evite salir en horas de calor extremas, desde el mediodía hasta el atardecer (12 – 19h), si tienen que hacerlo protéjase la cabeza con una gorra o sombrilla, camine por la sombra, use ropa holgadas y de colores claros y lleve una botella de agua.
  • No se quede, ni deje a nadie en el coche con las ventanas cerradas.
  • Evite las actividades deportivas y disminuya la actividad física en las horas de más calor.

Problemas graves relacionados con el calor

La exposición a elevadas temperaturas puede tener consecuencias graves para la salud. Deben tener especial cuidado las personas de edad avanzada, los niños de menores de 5 años y las personas que realizan una actividad física importante.

Si tiene restricciones de líquidos o toma diuréticos consulte a su médico.

Síntomas de alerta:

  • Calambres musculares en brazos, piernas, abdomen.
  • Dolor de cabeza, confusión, debilidad, insomnio.

Agotamiento debido al calor: Aparece después de varias jornadas de calor y de sudoración intensa, con desvanecimientos, debilidad y cansancio, insomnio y agitación nocturna.

Que hacer: Buscar un lugar fresco, beber agua, zumo de fruta... y consultar a los servicios de salud si estos síntomas persisten o se agravan.

Golpe de calor:

  • Es muy grave, el organismo no puede controlar ni regular su temperatura que aumenta muy deprisa (40º).
  • Piel caliente, roja y seca.
  • Dolor intenso de cabeza.
  • Náuseas y sed intensa.
  • Somnolencia y/o agresividad inhabitual.
  • Obnubilación y pérdida de conciencia.
  • Convulsiones.

Qué hacer:

Es preciso la asistencia médica urgente (061) y mientras llega:

  • Colocar a la persona en un sitio fresco.
  • Moje sus ropas con agua y abaníquela.
  • Si está consciente, incorpórela y dele a beber agua.
  • Si está inconsciente colóquela de lado.

Pida ayuda y préstela a los demás

Si se nota mal por el calor pida ayuda.

Si conoce a personas que viven solas, que son dependientes o que están enfermos, informe de su estado en el centro de salud y ayúdelas a comer y a beber.

Siga la información meteorológica y las previsiones de los días más calurosos

Teléfono de Salud Responde: 955 54 50 60

Números provinciales de urgencias sanitarias: 

  • Almería: 952 07 63 44
  • Cádiz: 954 48 79 62
  • Córdoba: 954 48 79 63
  • Granada: 951 93 28 22
  • Huelva: 955 92 36 92
  • Jaén: 951 93 28 23
  • Málaga: 952 02 83 71
  • Sevilla: 955 92 36 93

Recomendaciones específicas

Fecha de actualización
28/06/2019