Responsive menu mobile icon

Doble premio al Hospital de Valme en el Congreso Andaluz de Nutrición Clínica y Dietética

27 Febrero 2020

Pilar Zarco se alza con el premio a la Mejor Comunicación Enfermera y el Dr. José Antonio Irles es galardonado por su trayectoria profesional

Miniatura

Profesionales del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Valme de Sevilla han recibido dos premios en el XI Congreso de la Sociedad Andaluza Nutrición Clínica y Dietética (SANCYD), celebrado recientemente en Málaga. Pilar Zarco se ha alzado con el premio a la Mejor Comunicación Enfermera; mientras que el responsable de la Unidad de Nutrición de este hospital sevillano, Dr. José Antonio Irles, ha recibido el reconocimiento a su trayectoria profesional.

Bajo el título de `La Disfagia Orofaríngea en pacientes hospitalizados en Medicina Interna: un problema oculto´, la enfermera Pilar Zarco ha coordinado un estudio que pone de relieve el infradiagnóstico de este problema en pacientes de avanzada edad. La disfagia es un síntoma que acompaña a enfermedades y consiste en la problemática para deglutir de forma segura y eficaz los alimentos. De tal modo, que las personas afectadas tienen dificultades para formar en la boca el bolo alimenticio y/o para que esta porción de alimento se desplace desde la boca hasta el estómago.

Es una problemática muy prevalente en ciudadanos con alteraciones cerebrovasculares, neurodegenerativas o población envejecida. Los especialistas subrayan que si no se diagnostica, las consecuencias pueden ser: desnutrición, deshidatración y neumonía por aspiración. Además, aparte del impacto asistencial, provoca un impacto psicológico y social para pacientes y cuidadores familiares, agrava los reingresos hospitalarios y aumenta los costes sanitarios.

Al respecto, la Unidad de Nutrición de este hospital sevillano desarrolló entre junio y septiembre de 2019 una investigación donde han estudiado a 70 pacientes con una media de 80 años de edad. El resultado ha constatado que, en hospitalización de Medicina Interna, su prevalencia es elevada: un 32% de pacientes mayores presentaban disfagia. Además hallaron que, en lugar de asociarse a una enfermedad neurológica que es lo habitual, este trastorno estaba asociado a enfermedad cardiaca o síndrome de disnea al ingreso hospitalario. Asimismo, constaron que el 80% de los pacientes presentaban un grado moderado/grave de disfagia.

En conclusión, Pilar Zarco subraya la necesidad de la formación de los profesionales para posibilitar un abordaje precoz de este trastorno. Ello permite su valoración a través de un cribado y diagnóstico correcto de los síntomas que acompañan a otras enfermedades. En caso contrario, ésta se convierte en un trastorno silente, no diagnosticado, sobre el cual no se pueden llevar a cabo cuidados ni prevenir complicaciones.

Aportaciones asistenciales, docentes e investigadoras en la Nutrición Clínica

Por su parte, el Dr. José Antonio Irles ha sido galardonado con el Premio SANCYD a la Trayectoria Profesional en Nutrición Clínica. Un reconocimiento que pone en valor la aportación de este profesional a dicha especialidad en sus diferentes ámbitos: asistencial, docente e investigador.

Trabaja en el Hospital Universitario de Valme desde el año 1986 y, desde entonces, ha sido su referente en Nutrición Clínica y Dietética, coordinando la nutrición enteral y parenteral junto a la alimentación del hospital supervisando a los dietistas de la Cocina. Relata que, hasta hace relativamente poco tiempo, la Nutrición Clínica no ha sido considerada como lo es hoy, con carácter científico y estructurada en los servicios de Endocrinología como una subespecialidad en la cual se apoyan otras especialidades, tales como Cirugía, Oncología y Medicina Interna. Es por ello que, aunque es Doctor en Medicina Intensiva, su interés por esta disciplina lo llevó a trabajar desde la UCI en Nutrición abordando la alimentación artificial en enfermos graves.

Como presidente durante 12 años en la sociedad científica andaluza de esta especialidad, ha impulsado diferentes líneas de mejora: valoración de la alimentación en los comedores escolares o en residencias andaluzas de mayores y el desarrollo de un sistema de valoración en calidad de vida en pacientes con nutrición enteral.

Por su parte, en el Hospital Universitario de Valme ha dirigido varias becas de investigación con líneas colaborativas con varias especialidades médicas; además de la creación de protocolos de derivación para la optimización de los pacientes con diversas enfermedades (cáncer colorrectal, tumores esofágico-gástricos, digestivo,…). Asimismo, impulsó la participación de este centro en el proyecto nacional `Predyces´, dirigido al estudio de los costes de la desnutrición en hospitales.

Por lo que respecta al apartado docente, es profesor de la Universidad de Sevilla desde hace más de 30 años. En el hospital sevillano coordina la formación de residentes junto a las rotaciones y visitas de estudiantes externos.