Javascript está deshabilitado. Para el correcto funcionamiento de esta web, recomendamos que esté activo Javascript El centro de salud de Conil recibe un reconocimiento internacional por su promoción de la lactancia materna|Servicio Andaluz de Salud

Responsive menu mobile icon

El centro de salud de Conil recibe un reconocimiento internacional por su promoción de la lactancia materna

17 Julio 2020

La Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y La Lactancia (IHAN) es un programa de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud

El centro de salud La Atalaya de Conil, dependiente del Distrito Sanitario Bahía de Cádiz-La Janda, han recibido la acreditación Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), un reconocimiento internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF (‘Baby Friendly Hospital Initiative’) y apoyado por la Consejería de Salud y Familias, al compromiso de estos centros con la lactancia materna.

Esta iniciativa acredita la promoción y apoyo de la lactancia materna desde el nacimiento y proporciona el apoyo necesario para que el personal sanitario responsable de la atención a madres y recién nacidos consiga orientar sus prácticas clínicas hacia la mejora de las tasas de lactancia y, finalmente, lograr la acreditación como centro IHAN.

Para ello, dispone de un sistema de acreditación por cuatro fases basado en la evidencia, estructurado y externamente evaluado que facilita la tarea de iniciar, apoyar y aumentar la duración de la lactancia materna. La consecución global de este distintivo requiere la superación de cuatro fases: Descubrimiento, Desarrollo, Difusión y Designación. La acreditación IHAN comienza en la fase 1D, por la que se ha acreditado el centro de salud de Conil, en la que la institución se compromete a trabajar y adoptar todas las prácticas recomendadas para la promoción de la lactancia materna, y termina en la 4D.

Los objetivos concretos son permitir a las madres una elección informada de cómo alimentar a sus recién nacidos; apoyar el inicio precoz de la lactancia materna; promover la lactancia materna exclusiva los primeros seis meses; asegurar el cese de donaciones o ventas a bajo coste de leches adaptadas a los hospitales; y otros aspectos de atención a la madre y el menor en posteriores estadios.

El proyecto, se basa, asimismo, en el máximo respeto a aquellas mujeres, las cuales, tras ser informadas adecuadamente, deciden no amamantar a su bebé; en este caso, los profesionales le ofrecerán su apoyo y se asegurarán de que la madre use fórmulas infantiles de forma segura y correcta.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses y, mezclándola con otros alimentos, hasta los dos años. Las ventajas que menciona la OMS afectan tanto al bebé como a la madre. En primer lugar contiene nutrientes y anticuerpos muy beneficiosos para el niño, mejora la capacidad visual y el desarrollo intelectual y disminuye la obesidad infantil. Además, fortalece el vínculo entre la madre y el hijo.

En cuanto a la madre, alimentar con leche materna al bebé favorece la contracción del útero, ayuda a la desaparición de las reservas de grasa acumuladas en el embarazo y disminuye el sangrado tras el parto.

En esa línea, la Consejería de Salud y Familias cuenta con un conjunto de recomendaciones durante los dos primeros años de vida del menor para mantener la lactancia materna.