Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Docencia - Docencia pregrado - Planes de prácticas clínicas integradas - PPI de Radiología

Prácticas Clínicas Integradas de Radiología

La Radiología y Medicina Física se ocupan del diagnóstico, prevención y tratamiento de las distintas enfermedades que puedan afectar a cualquier órgano y/o aparato, siempre desde el punto de vista de la utilización de agentes físicos para ello. El avance de la tecnología y de la industria ha proporcionado una serie de aparatos de última generación que permiten alcanzar niveles de diagnóstico visual tanto morfológico como funcional, así como de tratamiento en múltiples patologías, y de forma muy especial en el campo de la oncología.

Se entiende por Radiología los métodos y exploraciones de Diagnóstico por la Imagen así como las técnicas terapéuticas que utilizan radiaciones ionizantes. Por otra parte la Rehabilitación tiene como contenidos el uso de agentes físicos para el tratamiento dirigido a que el paciente alcance un grado de movilidad y desenvolvimiento cercano al máximo posible según las distintas patologías.

Objetivo del proyecto

El objetivo de la enseñanza práctica es habituar al alumno a aplicar los conocimientos teóricos adquiridos a su quehacer diario como médico. Debe proporcionar al estudiante una información real de las enseñanzas teóricas, acostumbrarlo al contacto con el enfermo. Es misión fundamental de la enseñanza práctica la de adiestrar al alumno en el conocimiento y manejo de los instrumentos y aparatos esenciales para el desempeño de la medicina cotidiana. Esta enseñanza no puede sustituir a la conceptual o metodológica, al contrario su misión es la de definir y modular los conocimientos adquiridos previamente mediante la misma.

En Radiología y Medicina Física el estudiante debe alcanzar una preparación adecuada en las habilidades clínicas, diagnósticas y terapéuticas fundamentales que le preparen para afrontar el manejo básico clínico-radiológico y rehabilitador de los pacientes, y le permita iniciar adecuadamente, en su caso, una formación especializada.

La enseñanza práctica requiere la disponibilidad de numerosos recursos como espacio, equipamiento, tiempo, personal docente y aportación económica. Las prácticas se deben realizar en el hospital, donde el alumno debe  realizar una actividad clínica bajo la vigilancia supervisión  y responsabilidad del profesor, así como en el aula de habilidades.

Para que las prácticas sean fructíferas y eficaces, el número de alumnos debe ser de dos por profesor como máximo, ya que de esta manera no causan perturbación en la actividad hospitalaria, es de mayor eficacia  para el aprendizaje de los alumnos, y facilita la labor docente del profesor. Por el contrario, si el número de alumnos es excesivo se entorpece la labor asistencial del hospital, y disminuye la eficacia del adiestramiento clínico hasta el punto de que las prácticas pueden convertirse en una mera repetición de las clases teórica. Se debe tener en cuenta por parte del profesor que organiza las prácticas, que además de que en ellas el estudiante participe en la labor hospitalaria acompañando al profesor en su trabajo habitual, se les debe programar una actividad concreta y dedicar un tiempo específico.

Las sesiones prácticas son aquellas en las que se adquieren, fundamentalmente, competencias y habilidades en las tareas profesionales mediante la práctica de las mismas. Los alumnos deberían repetir la tarea, tantas veces como fuera necesario, hasta alcanzar el dominio de la misma. Es la forma más activa y motivadora del aprendizaje.

Varios son los grandes problemas que se han opuesto hasta ahora a la realización de las prácticas: el número excesivo de estudiantes por curso, la poca adaptación de nuestro hospital para hacerlas posible, y la falta de personal para impartirlas ya que dar una práctica requiere inversión de tiempo por parte del profesor.

La enseñanza práctica, por tanto, constituye la faceta más difícil de llevar a cabo con éxito, por el alto coste de personal, material, y tiempo que conlleva. Sin embargo es el que más se relaciona con los objetivos que se quieren conseguir si estos no son puramente intelectuales (conocimientos) y es la que más motiva a los estudiantes, porque es la que confiere sentido a la teoría.

La Radiología, por una parte, y la Rehabilitación por otra, son altamente demandadas a diversos niveles asistenciales, por lo que resulta de gran interés para el alumno que, al terminar sus estudios en la Facultad de Medicina, tengan unos conocimientos prácticos y reales de todas las exploraciones de diagnóstico por la imagen, así como de las técnicas terapéuticas que emplean agentes físicos tanto en Oncología Radioterápica como en Rehabilitación.

Características del proyecto

Este proyecto se basa en los siguientes principios:

Definición de habilidades y competencias clínico-radiológicas, diagnósticas y terapéuticas, así como en técnicas de rehabilitación que ha de alcanzar el alumno. La selección de éstas se ha hecho buscando que sean realizables y evaluables. Además están estructuradas de modo vertical, para que sean complementarias a lo largo de los dos cursos en los que se imparten las distintas asignaturas, de acuerdo con los criterios generales siguientes:

En Radiología General los objetivos son:

  • Conocer “in situ” las distintas modalidades de exploraciones de Diagnóstico por la Imagen y de Oncología Radioterápica.
  • Saber diferenciar una exploración normal de una patológica, realizando una correcta lectura y valoración de la normalidad.
  • Aprender la semiología básica radiológica, desarrollando el sentido diagnóstico de sospecha sobre la base de la historia clínica.
  • Conocer la oncología desde el punto de vista del tratamiento con radiaciones ionizantes, formas de administración, y modos de aplicación.

En Radiología Clínica se pretende que el estudiante consiga:

  • Establecer las indicaciones adecuadas de las distintas técnicas de Diagnóstico por la Imagen ante  diferentes cuadros clínicos, qué puede esperar de cada una de ellas (aportaciones y limitaciones de las técnicas).
  • Realizar una valoración básica de los hallazgos radiológicos elementales encontrados en relación con la historia clínica del paciente, sobre todo de los procesos médico-quirúrgicos más prevalentes.
  • Interpretar adecuadamente un informe de Diagnóstico por la Imagen realizado por un especialista.
  • Conocer las actuaciones radioterápicas más habituales en  patología oncológica, así como las principales indicaciones de las distintas modalidades radioterapéuticas.

En Principios de Rehabilitación y Medicina Física el alumno debe conocer todas y cada una de las aplicaciones de los agentes físicos no ionizantes para el tratamiento de patología principalmente músculo-esquelética, así como cerebral, cardiopulmonar, etc.

Por todo ello, se ha superado el concepto de habilidades, para incluir competencias clínico-radiológicas para el uso racional de las distintas modalidades radiológicas y de medicina física frente a las diferentes situaciones clínicas, con objeto de conseguir un manejo integral del enfermo en lo referente al empleo y valoración de las técnicas de diagnóstico por la imagen y rehabilitación.

Dentro de estas habilidades o competencias clínico-radiológicas se incluyen grupos fundamentales:

  • Competencias radiológicas y de rehabilitación básicas.
  • Competencias en utilización racional de las distintas técnicas de diagnóstico por la imagen y técnicas de rehabilitación.
  • Competencias de comunicación.
  • Introducción al autoaprendizaje y búsqueda de fuentes de información para mantener una adecuada formación continuada durante la vida profesional.

A su vez, se han  definido una serie de niveles, para jerarquizar las habilidades y competencias, de acuerdo con los siguientes criterios:

  • Nivel 1: El estudiante sabe que existe dicha competencia.
  • Nivel 2: La ha visto hacer.
  • Nivel 3: La ha valorado alguna vez.
  • Nivel 4: La sabe valorar con dominio completo.

Carácter integrador

Ello supone que el proyecto tiene un desarrollo complementario, desde el inicio de la actividad clínica (Radiología General y Principios de Rehabilitación y Medicina Física) hasta el nivel de toma de decisiones sobre el enfermo (Radiología Clínica). Se potenciará ante todo la interacción entre la teoría y la práctica clínica. Para conseguir ese objetivo se ha utilizado las unidades que han resultado más idóneas para alcanzar los objetivos de cada nivel, aunque adaptándose a la realidad asistencias de nuestro entorno.

Mejora continua de la calidad

Se ha introducido un sistema de retroalimentación, apoyado en una evaluación bidireccional, de modo que los docentes evalúan a los discentes y los discentes, además de autoevaluarse, también evalúan al sistema docente, como se indica a continuación.

Ámbito de las Prácticas

En conjunto, el ámbito en que se desarrollarán  las prácticas incluye las distintas áreas asistenciales de los servicios Diagnóstico por la Imagen del hospital Reina Sofía relacionados con las tres asignaturas, en el Hospital General, Hospital Provincial y Hospital Materno-Infantil, tanto de las exploraciones demandadas desde consultas externas, de pacientes ingresados, así como las procedentes del servicio de urgencias. Igualmente se utilizará el aula de sesiones clínicas de radiología del Hospital Reina Sofía y en el aula de habilidades de la Facultad.

Evaluación del alumno

El peso de la evaluación será de un 20% de la nota final. Se realizará utilizando los criterios generales indicados a continuación, pero aplicados con distintas carga cuantitativa a lo largo de cada curso (ver hoja de evaluación de cada una de las asignaturas).

  • Informe del tutor
  • Examen de un supuesto clínico-radiológico
  • Valoración de un trabajo relacionado con la búsqueda informática de información radiológica 

Evaluación del proceso docente por parte del alumno

Se hará en una doble vertiente, lo que permitirá reorientar en el futuro tanto la definición de objetivos como la selección del profesorado.

  • Evaluación de las unidades docentes: se hará con una encuesta anónima en la  que el estudiante se pronunciará sobre su satisfacción en cada unidad, de acuerdo con el Inicia la descarga del ficheroAnexo 1 (pdf 52 kb)
  • Autoevaluación sobre el nivel de aprendizaje adquirido por el alumno, según el Inicia la descarga del ficheroAnexo 2 (pdf 52 kb).

Programa específico de cada asignatura

Inicia la descarga del ficheroPrograma de Radiología General (pdf 49 kb)

Inicia la descarga del ficheroEvaluación de Radiología General (pdf 43 kb)

Inicia la descarga del ficheroPrograma de Radiología Clínica (pdf 50 kb)

Inicia la descarga del ficheroEvaluación de Radiología Clínica (pdf 42 kb)

Inicia la descarga del ficheroPrincipios de Medicina Física y Rehabilitación (programa y evaluación) (pdf 58 kb)

 

Fecha de creación de la página: 17-Dec-2007

Fecha de la última actualización: 30-Oct-2012

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.