Javascript está deshabilitado. Para el correcto funcionamiento de esta web, recomendamos que esté activo Javascript 2.7.6. Fractura de cadera | Servicio Andaluz de Salud

Responsive menu mobile icon

2.7.6. Fractura de cadera

Definición

Conjunto de actuaciones multidisciplinares, diagnósticas, terapéuticas y de cuidados, dirigidas a pacientes de 65 años o más, con sospecha de fractura de extremo proximal del fémur, orientadas a la recuperación integral de la persona y a la prevención de riesgos potenciales

Límite de entrada

Pacientes de 65 años o más, con antecedentes de aparición súbita de signos y/o síntomas clínicos de fractura de extremo proximal de fémur:

  • Dolor inguinal espontáneo o a la movilización pasiva o activa.
  • Deformidad con acortamiento y rotación externa.
  • Impotencia funcional para caminar o mover la extremidad lesionada.
  • Diagnóstico por imagen que muestre fractura del extremo proximal del fémur desde el cuello anatómico hasta un punto 5 cm distal al trocánter menor.

Límites marginales

  • Fractura de cadera sobre implante (osteosíntesis o prótesis).
  • Fractura de cabeza femoral.
  • Fractura de extremo proximal del fémur de origen tumoral.
  • Fractura de cadera en persona menor de 65 años.
  • Politraumatismo.
  • Fractura de cadera confirmada con contraindicación quirúrgica.

Criterios de oferta o componentes

Servicio de Atención a la Ciudadanía (SAC), Medicina de Familia, Enfermería, Celador/a y personal Técnico de Trasporte Sanitario de AP-AH

La valoración orientada a confirmar la sospecha clínica de fractura de cadera en el contexto de: dolor inguinal espontáneo o provocado por el intento de movilización, acortamiento relativo del miembro inferior, actitud en rotación externa e impotencia funcional.

Se realizará:

  • Iniciación de tratamiento analgésico revisando el consumo de fármacos, alergias e interacciones medicamentosas.
  • Inmovilización del miembro afectado mediante colchón de vacío y férula de miembros.
  • Instauración de fluidoterapia.
  • No se realizará sondaje urinario rutinariamente, salvo que se prevea un inevitable retraso en el traslado del paciente.
  • Se trasladará al paciente, en ambulancia medicalizada, realizando su transferencia directamente al SCCU-H.

Seguimiento:

  • Tras el alta hospitalaria se realizará seguimiento precoz, mediante contacto telefónico en las primeras 24 horas.
  • Se planificará visita domiciliaria, que incluya valoración de:
    • Síndrome post-caída.
    • Existencia de riesgo social.
    • Existencia de barreras arquitectónicas y necesidad de adaptaciones.
    • La disponibilidad en el domicilio de los recursos materiales necesarios para el plan de rehabilitación prescrito.
    • Necesidades de entrenamiento en el uso de dispositivos de apoyo o inclusión en tratamiento rehabilitador ambulatorio.
    • Existencia de problemas de afrontamiento a la nueva situación.
    • Estado de la herida quirúrgica.
    • Cumplimiento del régimen terapéutico.
    • Los riesgos intrínsecos y extrínsecos que puedan afectar a la seguridad del paciente mediante instrumentos estandarizados en la valoración funcional (Barthel), cognitiva (Pfeiffer), riesgo de caídas y riesgo de úlceras por presión (Braden o Norton).
  • Se informará al paciente y al cuidador principal de:
    • Cuidados básicos en el domicilio.
    • Riesgos identificados y medidas preventivas necesarias.
    • Pautas precisas para evitar errores en la medicación.
    • Ejercicios físicos pertinentes a realizar para la recuperación funcional, así como de los avances obtenidos en la rehabilitación.
    • Necesidad de adaptaciones necesarias: elevadores de WC o modificaciones ambientales.
    • Recursos sociales existentes que pudieran necesitarse así como de ayudas de adaptación de viviendas.
  • Se recomendará para la prevención secundaria de fractura de cadera:
    • Medidas generales:
      • Ejercicio diario adaptado individualmente.
      • Exposición moderada al sol.
      • Reducir ingesta elevada de alcohol y tabaco.
    • Tratar factores de riesgo de caídas detectados:
      • Ejercicios de fortalecimiento y equilibrio.
      • Adaptación de los riesgos del hogar.
      • Recomendar cirugía de cataratas.
      • Deshabituación de benzodiacepinas.
  • Tratamiento farmacológico: Colecalciferol 800 UI + Calcio 1200mg al día.
  • Se recomienda la Escala de Black (fracture index) para la predicción de riesgo de fractura (Anexo 2 del Proceso) y test “Time up and go, turn 180a” para riesgo de caídas (pedir al paciente que se levante de la silla, camine 3 metros, de la vuelta y se siente de nuevo. Se cronometra el tiempo empleado. Tiempos superiores a 20 segundos aconsejan valoraciones más exhaustivas).
  • Para la prevención secundaria de fractura de cadera se recomienda absorciometría dual con rayos X (DEXA) para evaluar la densidad mineral ósea a toda persona entre 65 y 74 años. A partir de 75 años el riesgo de sufrir una segunda fractura es tan elevado que no es necesaria la realización de DEXA.
  • En paciente con resultado de DEXA de una osteopenia (> -2,5 DE), se efectuará reevaluación de factores de riesgo cada 2 años (Escala de Black + Test de riesgo de caídas).
  • Se recomienda tratamiento con alendronato semanal, más suplementos adecuados de calcio y vitamina D durante 5 años:
    • Pacientes con fractura por fragilidad y mayores de 75 años.
    • Pacientes con fractura por fragilidad y osteoporosis densitométrica (osteoporosis establecida).
  • Se realizará consulta con traumatólogo a los 10-14 días tras el alta hospitalaria.

Indicadores

Número de pacientes incluidos en el Proceso fractura de cadera.

Fecha de actualización
02/03/2017