Javascript está deshabilitado. Para el correcto funcionamiento de esta web, recomendamos que esté activo Javascript 2.2.10. Fibromialgia | Servicio Andaluz de Salud

Responsive menu mobile icon

2.2.10. Fibromialgia

En revisión actualmente

Proceso fibromialgia

Definición

Conjunto de actividades destinadas a establecer el diagnóstico en aquellas personas que presentan síntomas sugerentes de fibromialgia (FM), y proporcionarles la asistencia necesaria y coordinada para un tratamiento integral, con la finalidad de mejorar su calidad de vida.

Criterios de inclusión

Demanda de asistencia por dolor crónico, generalizado o difuso en raquis y/o extremidades superiores o inferiores. Se considera idónea la entrada al proceso asistencial por AP.

Situaciones que no aborda el Proceso

Pacientes diagnosticados de enfermedad grave (psiquiátrica, degenerativa, inflamatoria, miopática, infecciosa, tumoral y endocrina) en los que la FM no sea el diagnóstico principal.

Observaciones

  • Se considera dolor crónico el que está presente al menos durante tres meses.
  • Se considera dolor generalizado cuando se presenta en el lado derecho e izquierdo del cuerpo, por encima y por debajo de la cintura (cuatro cuadrantes corporales).
  • Además debe existir dolor en el esqueleto axial columna cervical, dorsal y lumbar y pared torácica anterior.

Criterios de oferta

Atención Primaria

  • Valoración médica en 1ª consulta: ante sospecha de FM se realizará historia clínica (anamnesis y exploración física):
    • Criterios diagnósticos de FM:
      • Paciente con dolor crónico generalizado, sin signos inflamatorios, que suele empeorar con el frío, acompañado de astenia-fatigabilidad, rigidez matutina, trastornos del sueño, alteraciones del estado de ánimo y otros signos asociados (parestesias, cefaleas...).
      • Dolor a la presión en al menos 11 de los 18 puntos sensibles definidos para el diagnóstico de esta enfermedad.
    • Pruebas complementarias: no existe ninguna prueba específica para esta enfermedad, sirven para descartar otras enfermedades que puedan simularla o que puedan coexistir con ella. Su indicación será individualizada en función de la sospecha clínica. No es preciso solicitar pruebas radiológicas a no ser que exista sospecha de patología articular u ósea concomitante.
    • Si cumple los criterios diagnósticos de FM, se realizará una evaluación del nivel sintomático para decisión terapéutica, se informará sobre la enfermedad, plan terapéutico en función del nivel sintomático.
    • El personal de enfermería realizará el plan de cuidados.
  • Citación para pruebas complementarias y para 2ª valoración por el personal médico.
  • En la 2ª consulta se valorarán las pruebas complementarias, se confirmará el diagnóstico, descartándose la existencia de otras patologías (lupus, artritis reumatoide, hipotiroidismo, esclerosis múltiple, neuropatías periféricas, polimialgia reumática, trastorno depresivo mayor...).
    • Evaluación del nivel sintomático para decisión terapéutica, e información sobre las distintas opciones terapéuticas en función de su situación clínica. Se informará sobre la enfermedad de acuerdo con su nivel cultural.
    • Instauración de tratamiento de forma progresiva, basado en tres pilares:
      • Tratamiento médico según la situación clínica de la paciente.
      • Ejercicio físico.
      • Terapia educacional.
    • Se remitirá a la persona con FM a otros profesionales para abordaje específico, en función de la situación clínica, acompañada de informe detallado (profesionales de Reumatología, Rehabilitación, Psicología, Fisioterapia).
  • El personal de enfermería realizará los planes de cuidados: informando sobre las actividades a desarrollar. Cuando no sea tributario de un plan de cuidados grupal se realizará un abordaje individualizado.
  • Seguimiento:
    • Monitorización mediante entrevista personal a pacientes sin mejoría.
    • Establecer la periodicidad de las revisiones, evaluando el grado de afectación vital, adherencia al tratamiento y su respuesta.
    • Derivación a atención hospitalaria cuando existan criterios.
    • Modificación del tratamiento según el nivel sintomático de cada paciente.

Atención Hospitalaria

Profesionales de Reumatología

Evaluación de pacientes que presentan comorbilidad, duda diagnóstica y nivel sintomático alto, para orientación terapéutica.

Profesionales de Rehabilitación

Pacientes en los que haya que valorar la aplicación de rehabilitación: fracaso en el programa de ejercicios de AP, pacientes con contraindicaciones absolutas o relativas para realizar ejercicio, pacientes con discapacidad avanzada que requieren apoyo especializado, pacientes con contraindicación absoluta al tratamiento farmacológico.

Profesionales de Psicología

Se remitirá para valoración e intervención psicológica cuando la persona padezca fuerte estado de ansiedad, nerviosismo, incapacidad manifiesta para hacer frente a la enfermedad e importante desajuste vital (emocional, relacional y social).

Profesionales de Fisioterapia

Derivación de la persona con FM para valoración e intervención fisioterapéutica cuando se encuentre en un nivel sintomático alto.

Población diana

Pacientes que cumplen los criterios de inclusión en el Proceso.

Sistema de información y registro

Historia de salud digital.

Normas de calidad

  • Ante una persona con sospecha de FM, se realizará historia clínica, que incluirá en todos los casos, anamnesis y exploración física, en la que se evalúe la existencia de puntos fibromiálgicos dolorosos.
  • A las personas que cumplan los criterios diagnósticos de FM se les realizará una evaluación del nivel sintomático para decisión terapéutica.
  • El porcentaje de pacientes que continúan en programa de ejercicio de ejercicio físico a los 6 meses de iniciado el tratamiento debe ser superior al 50%.

Indicadores

  • Pacientes diagnosticados de FM en AP a los que se ha registrado la valoración del nivel sintomático en la historia clínica/Total de pacientes diagnosticados en un año x 100.
Fecha de actualización
02/03/2017