Javascript está deshabilitado. Para el correcto funcionamiento de esta web, recomendamos que esté activo Javascript Trasplante de órganos y tejidos | Servicio Andaluz de Salud

Responsive menu mobile icon

Trasplante de órganos y tejidos

¿Qué trasplantes de órganos y tejidos son posibles en el momento actual? 

España ha alcanzado un gran desarrollo tecnológico y en numerosos hospitales se realizan con buenos resultados trasplantes de órganos sólidos como: corazón, hígado, riñón, páncreas, pulmón e intestino.

También los trasplantes de tejidos son ya una práctica habitual y con buenos resultados. Actualmente se realizan trasplantes de progenitores hematopoyéticos (procedentes de médula ósea, sangre periférica o de cordón umbilical), piel, hueso, cartílago, ligamentos, córneas, válvulas cardíacas, arterias y venas. En fase de desarrollo están, entre otros, los implantes de tráquea y uretra, así como el cultivo e implante de células para el tratamiento del Parkinson y la diabetes.

¿Qué duración tienen los órganos y tejidos trasplantados? 

El tiempo medio de supervivencia de un trasplante de riñón en España está hoy alrededor de los 10 años y cifras parecidas son posibles también para hígado y corazón. El trasplante de riñón de donante vivo tiene una supervivencia superior que alcanza cerca de los veinte años. Si fracasa un primer injerto es posible realizar un segundo o tercer trasplante. Las supervivencias actuales más prolongadas con un mismo órgano trasplantado son: riñón 43 años, hígado 36 años, médula ósea 33 años, corazón 27 años, páncreas 21 años y pulmón 19 años.

Los primeros meses después del trasplante son los cruciales, por la posibilidad de aparición de los problemas de rechazo agudo. Pasados estos meses disminuye el peligro de rechazo agudo, pero persiste el riesgo de rechazo crónico que a medio y largo plazo es la causa de la progresiva pérdida de función en la mayoría de los trasplantados.

Para prevenir estos riesgos, por otra parte muy variables de unas personas a otras, los trasplantados reciben medicación antirrechazo (inmunosupresores) durante todo el resto de su vida, aunque este tratamiento, a veces, puede ocasionar efectos adversos sobre el organismo del receptor o sobre el injerto.

¿Qué precio puede tener un trasplante? 

Las operaciones de trasplante que se efectúan actualmente en España son siempre totalmente gratuitas para el receptor, estando absolutamente prohibida cualquier tipo de recompensa económica o de otro tipo para el donante o su familia.

En el caso de los enfermos con insuficiencia renal crónica, aunque la diálisis constituye un tratamiento sustitutivo eficaz, el trasplante renal supone, no sólo un beneficio en calidad y en esperanza de vida para estos pacientes, sino también un menor coste para el sistema sanitario público.

En los trasplantes cardíacos, hepáticos y pulmonares hay que valorar que, aunque tienen unos costes relativamente elevados, para los pacientes necesitados de ellos no existe ninguna otra alternativa terapéutica que les permita sobrevivir.

La Orden de 14 de Octubre de 2005 de la Consejería de Salud (2.91 MB) fija los precios públicos de los servicios sanitarios prestados por Centros dependientes del Sistema Sanitario Público de Andalucía entre los que se encuentran los procedimientos relacionados con el trasplante de órganos y tejidos.

¿Cómo se realiza la selección de los receptores de trasplantes? 

Debido a que el número de enfermos que esperan un trasplante supera al número de órganos disponibles, es preciso realizar siempre algún tipo de selección de receptores entre toda la lista de espera. Esta selección se realiza en España siguiendo criterios objetivos, revisados y actualizados periódicamente, que han sido definidos por las organizaciones de trasplante, las sociedades científicas y los equipos locales de trasplante.

La finalidad principal es lograr que el beneficio del trasplante sea máximo merced a conseguir una mayor supervivencia y un óptimo beneficio para el receptor. Los criterios de selección son públicos, precisos y transparentes, de forma que toda elección de un receptor puede ser verificada por otro facultativo o por las organizaciones de trasplante que velan por mantener los principios éticos de justicia y del máximo beneficio posible.

¿Quién se encarga de la búsqueda de los receptores? 

Según el órgano de que se trate, la búsqueda puede ser local, nacional o internacional. Para los trasplantes de riñón y de tejidos, la selección del receptor se realiza por los especialistas médico-quirúrgicos que atienden al enfermo. Cuando no existe un adecuado receptor entre la lista de espera local, se contacta con las coordinaciones de trasplantes de otros hospitales andaluces o, si tampoco éstos tienen un receptor idóneo, con la Organización Nacional de Trasplantes (O.N.T.) para buscar al receptor en el ámbito nacional. En los casos de trasplante de hígado, corazón y pulmón, la O.N.T. colabora en la selección para atender a los criterios de urgencia y de reparto interterritorial.

¿Se puede conocer a los receptores de los órganos donados? 

La Ley española exige el anonimato en la donación y no es posible dar a conocer la identidad del donante al receptor ni viceversa. No obstante, a las familias de los donantes se les informa del destino de los órganos donados, de la edad y circunstancias de la enfermedad de los receptores y del funcionamiento del trasplante después de la operación. La donación procedente de donantes vivos es una donación dirigida a una persona concreta, en este caso los donantes y receptores no sólo se conocen sino que suelen ser del entorno familiar.

Fecha de actualización
07/05/2019