Javascript está deshabilitado. Para el correcto funcionamiento de esta web, recomendamos que esté activo Javascript 2.3.4. Cáncer de piel | Servicio Andaluz de Salud

Responsive menu mobile icon

2.3.4. Cáncer de piel

Proceso cáncer de piel

Definición

Secuencia de actuaciones, diagnósticas, terapéuticas, de cuidados y seguimiento, dirigidas a personas con sospecha de cáncer de piel* (ya sea por síntomas, signos o hallazgo casual) o diagnóstico anatomopatológico confirmado.

*Se engloban las siguientes neoplasias cutáneas: carcinoma basocelular (carcinoma de células basales), carcinoma de células escamosas (carcinoma epidermoide) y melanoma.

Limites de entrada

Persona que consulta o se le detecta de manera incidental signos o síntomas de sospecha de cáncer de piel.

  • Lesión circunscrita (pápula, mácula, nódulo, úlcera) pigmentada o no, de crecimiento progresivo.
  • Úlcera sin tendencia a la curación.
  • Costra recidivante.
  • Lesión de aspecto cicatrizal sin antecedentes de cirugía o traumatismo.
  • Lesiones hiperqueratósicas en zonas fotoexpuestas
  • Lesión cutánea pigmentada que presente morfología y/o evolución sospechosa de acuerdo a la regla ABCD-E. (A: asimetría en silueta o morfología, B: borde irregular, C: variedad de colores, D: diámetro igual o superior a 6mm., E: evolución, entendiendo por tal cambios en su tamaño, forma o color, así como aparición de signos (sangrado, erosiones, costras) o síntomas (picor, escozor, dolor) sin causa que lo justifique.
  • Lesión pigmentada con características morfológicas llamativamente diferentes al patrón morfológico predominante en el resto de sus nevos (signo del "patito feo").

Persona con diagnóstico ya confirmado de cáncer de piel (informe anatomopatológico).

Límites finales

  • Se descarta la presencia de cáncer de piel.
  • Finalización del periodo de seguimiento sin evidencia de recaída.
  • Cuidados paliativos (ver Proceso cuidados paliativos)

Límites marginales

Cáncer cutáneo no basocelular, no de células escamosas o no melanoma. Carcinoma Basocelular(CBC) y Carcinoma de células escamosas(CCE)

Criterios de oferta

En Atención Primaria

Se realizará la historia clínica teniendo en cuenta la presencia de factores de riesgo (color de piel, pelo y ojos, exposición solar, radiaciones ionizantes, tabaco, alcohol, carcinógenos, lesiones precancerosas, infección por VPH, dermatosis de base, genodermatosis, estado inmunológico). Exploración clínica dirigida a confirmar el aumento de riesgo de cáncer cutáneo.

Si se confirma la presencia de alguna lesión sospechosa de cáncer de piel (CBC, CCE), se identificará de forma inequívoca la lesión, preferentemente con iconografia, que garantice el reconocimiento de su ubicación exacta y se remitirá a Dermatología para consulta presencial o mediante teledermatología, para confirmación diagnóstica y biopsia incisional, si está indicada. Se informará sobre el procedimiento a seguir y pruebas a realizar, dejando constancia en la historia clínica.

Seguimiento compartido (Medicina de Familia, enfermería y Dermatología): las características y programación del seguimiento se realizará dependiendo del tipo y estadio del tumor. Se evaluará el estado clínico del paciente incluyendo la supervisión de la administración del tratamiento, diagnóstico y tratamiento de posibles reacciones adversas que puedan surgir durante la administración del tratamiento, control y manejo de los posibles efectos secundarios de los tratamientos recibidos, solicitud de analíticas específicas.

Recomendaciones para el autocuidado, vida saludable y reducción del riesgo.

Melanoma

Se establecerá sospecha de melanoma ante lesión pigmentada que presente morfología y/o evolución sospechosa de acuerdo a los criterios ABCD-E. Se interrogará sobre los posibles factores de riesgo (historia de exposición solar, quemaduras solares, antecedentes familiares, más de 50 nevos, etc); si consulta por una lesión específica, se preguntará si es de aparición reciente, si ha cambiado de tamaño, forma o color si presenta sangrado, erosiones, costras o ha presentado molestias no justificadas recientemente.

Exploración física y de ganglios linfáticos, con la palpación de las regiones ganglionares en riesgo de recibir metástasis procedentes de lesión sospechosa.

Ante lesión sospechosa se remitirá a la persona a Dermatología, en consulta presencial o mediante teledermatología, para confirmación para una reevaluación del/de la paciente y realización de biopsia excisional en caso necesario.

Información al paciente o la paciente sobre el procedimiento a seguir, dejando constancia en la Historia de Salud.

Seguimiento del/de la paciente durante el tratamiento sistémico: evaluación del estado clínico incluyendo: supervisión de la administración del tratamiento, diagnóstico y tratamiento de posibles reacciones adversas que puedan surgir durante la administración del tratamiento, control y manejo de los posibles efectos secundarios de los tratamientos recibidos, solicitud de analíticas precisas para el seguimiento del esquema terapéutico, reevaluación de la respuesta y toxicidad asociada, dejando constancia en la historia clínica.

El informe de fin de tratamiento garantizará la transmisión de información entre los diferentes ámbitos de atención, incluyendo recomendaciones para autocuidados, vida saludable y reducción de riesgos.

Fecha de actualización
02/03/2017